Promoción de alojamientos protegidos de rentas bajas para jóvenes

El Ayuntamiento adjudicará la construcción y gestión del edificio en una parcela de suelo de interés público y social en la calle Castillo de Marchenilla

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra destina una parcela de la calle Castillo de Marchenilla para la construcción y gestión, de promoción privada, de alojamientos protegidos con rentas bajas para jóvenes.

De hecho, según ha explicado el delegado de Servicios Territoriales, Rafael Chacón, "esta iniciativa vendría a beneficiar a un colectivo especialmente vulnerable a la hora de adquirir una vivienda, como son los jóvenes menores de 35 años con ingresos anuales que no superen 2,5 veces el IPREM, por ello ya se han iniciado los trámites precisos en Junta de Gobierno Local para poder iniciar el concurso de adjudicación".

"Nosotros como administración -ha explicado- queremos favorecer a este colectivo con estos alojamientos previstos en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2011".

Se trata de una parcela de titularidad municipal de 3.804,53 metros cuadrados destinada a sistema de interés público y social (SIPS) en la UE-Sur 1 del SUP-R4 'Cornisa del Zacatín'.

Las condiciones de la adjudicación, cuyo plazo se abrirá en breve para que las empresas puedan presentar los proyectos, contemplan la construcción de un edificio de dos plantas con un máximo de 60 alojamientos turísticos de una superficie máxima de 45 metros cuadrados que incluyan estar-cocina, dormitorio y baño, y una plaza de garaje vinculada.

Asimismo, los alojamientos protegidos llevan incluidas zonas comunes tales como recepción, administración, salas de estar o lectura, trasteros, etc., y zonas libres de edificación (ajardinadas) que serán definidas en cada oferta.

Entre los criterios de valoración de las ofertas están los aspectos técnicos como el mayor número de alojamientos, incluyendo instalaciones, mobiliario y equipamientos de los mismos; el mayor número de aparcamientos públicos con independencia de los vinculados a la residencia; la formalización de los usos comunes así como la dotación de equipamiento de estas áreas; los espacios libres y las condiciones estéticas; y, por supuesto, el menor plazo de concesión, y la menor renta del alquiler.

La intención municipal es que dichos alojamientos puedan estar adjudicados en el mes de abril para que empiecen a construirse en este próximo año 2011.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies