DESCUBRIENDO LAS NUEVAS OBRAS Y SECRETOS DE GANDUL

Alcalá de Guadaíra Unas 60 personas han realizado una visita guiada tras las últimas intervenciones de restauración en los yacimientos arqueológicos Cueva del Vaquero y Tholos de las Canteras

El recinto arqueológico de Gandul en Alcalá de Guadaíra, con restos que se remontan a la época calcolítica (III milenio a.C.) ha sido hoy escenario de una visita guiada que se ha realizado con

motivo de la reciente culminación de dos de los tres últimos proyectos de restauración realizados en la zona, y que ha contado con la participación de más de 60 personas.   

Las explicaciones, no sólo de las intervenciones arqueológicas, sino también de la historia del recinto y su ubicación en Los Alcores, han venido de la mano de los expertos arqueólogos en la zona, Lara Cervera y Enrique Domínguez, responsables de la empresa patrimonial promotora de la visita, Vía de Escape. Las recientes intervenciones arqueológicas han supuesto una inversión de 143.000 euros y  han incluido el revallado de la "Cueva del Vaquero", la recuperación del Tholos de las Canteras, y, a comenzar esta próxima semana para su culminación a finales de enero, la excavación y protección de un yacimiento no inventariado con anterioridad en el Camino de Gandul 'Las Majadillas II'.     

Estas restauraciones, según  la delegada de Patrimonio del Ayuntamiento, Laura Ballesteros, "suponen una continuación de la puesta en valor del patrimonio local, desde su investigación para el conocimiento, al mantenimiento y protección de los bienes locales".     

Especial interés es el que han mostrado los asistentes al conocer hoy, por primera vez y tras una intervención de varios meses, la recuperación del Tholos de las Canteras, una tumba de la época calcolítica muy cercana a la de la Cueva del Vaquero y que responde a enterramientos colectivos de la época. El Tholos ha sido totalmente recuperado y se ha colocado un perímetro de vallado así como un paseo circular para que los visitantes contemplen desde el mismo todo el enterramiento, y tenga una vista espectacular de toda la Mesa de Gandul.       

Igualmente se han aprovechado estas intervenciones para reponer el vallado perimetral de la Cueva del Vaquero con elementos de cemento no susceptibles del robo o expolio.     

La Delegación Municipal de Patrimonio Histórico de Alcalá de Guadaíra, junto con la Gerencia de Servicios Urbanos han colaborado en estos proyectos a los que la Comisión Provincial de Patrimonio ha dio su visto bueno. Esta aprobación es condición indispensable para desarrollar actuaciones en la zona al tratarse de un área declarada como Bien de Interés Cultural (BIC). 

GANDUL  

El área de Gandul se encuentra entre los términos de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor y en ella se tiene constancia de intervención humana desde la época del Calcolítico (III milenio a.C.). Actualmente se está estudiando la viabilidad de su declaración como Zona Patrimonial, actuación promovida conjuntamente por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y la Consejería de Cultura. Esta iniciativa ha permitido una documentación integral del rico patrimonio (arqueológico, arquitectónico y medioambiental) presente en la zona, con vistas a su protección y puesta en valor en respuesta a las demandas sociales.

También se están estudiando las delimitaciones, puesto que toda esta zona de Los Alcores debe ser protegida por sus características arqueológicas, naturales, históricas o paisajísticas. Sin embargo, hay terrenos que son más arqueológicos, otros más rurales, etc. que tienen distintas características y que requieren tratamientos específicos. Centrándonos en un aspecto más histórico-arqueológico en este ámbito podemos encontrar la Mesa de Gandul (evidencias constructivas de asentamiento continuado desde el III milenio a.C. hasta el s. II d.C.); la Necrópolis dolménica (incluye la mayor parte de las tumbas de época calcolítica como la Cueva del Vaquero, la Tumba del Pedrejón, la Tumba de Castilla, la Cañada Honda B y G, el Tholos de las Canteras, y los Túmulos 1 y 2); la Necrópolis tumular (enterramientos de época orientalizable tanto en la zona de Bencarrón Alto, como en la Necrópolis del Camino), así como la Necrópolis de época romana (incluye la necrópolis de Cañada Honda, la zona del Mausoleo Circular de Las Canteras, y la Necrópolis de la Dehesa de Gandul). También distinguimos las Canteras y las explotaciones agrícolas (villas de las canteras), ambas de época romana; y la torre y aldea de Gandul (actualmente se encuentra prácticamente desaparecida destacando entre ellas, además de la torre, los edificios públicos del concejo y el pósito, el palacio y los tres molinos (de Arriba, En medio, y de Abajo) que molían con las aguas del arroyo de Gandul).

En definitiva, constituyen hasta 23 localizaciones incluidas dentro del Inventario de Yacimientos Arqueológicos de Andalucía A nivel legal se cuenta con la declaración como 'Monumento' de la necrópolis dolménica de Los Alcores, en Gandul, desde 1931 que pasó a convertirse en Bien de Interés Cultural (BIC) en virtud de la Ley 16/1985 con la consiguiente regulación en materia de protección y conservación. Así, en el estado actual de la delimitación de yacimientos arqueológicos de Gandul-Las Canteras, la mayor parte del área se halla bajo protección arqueológica, bien mediante la delimitación de yacimientos aislados, bien mediante la inclusión de los sectores Mesa de Gandul, Dehesa de Gandul, Las Canteras, y Eucaliptal de Las Canteras en el yacimiento de Gandul.

Sin embargo, en la actualidad se persigue ir más allá protegiendo además valores antropológicos, etnográficos, culturales, biológicos, paisajísticos, etc. con una valoración más amplia en territorialidad y contexto, a través de la declaración de Zona Patrimonial, cuyo expediente también está iniciado. Esta noción no se recogía en la Ley de Patrimonio anterior a 2007, pero ahora encaja perfectamente en las necesidades de esta zona. Posteriormente a esta declaración se tendrá que ver su fórmula de gestión que podría ser la de Parque Cultural. La situación de Gandul presenta además una estructura de propiedad compleja, aunque bien definida en cuanto al mantenimiento por las leyes pertinentes. Concretamente estos terrenos se componen de suelo perteneciente al Ministerio de Defensa, y al Marquesado de Gandul, además de varias parcelas de titularidad privada.

Según la Ley 16/1985 el deber de conservación, mantenimiento y custodia de los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español recae en sus propietarios, si bien también se recoge en el artículo 6 la competencia autonómica en la ejecución de las previsiones contenidas respecto a los Bienes de Interés Cultural, indicando asimismo en el artículo 7 el carácter de los ayuntamientos como actores cooperantes en la conservación y custodia de los mismos radicados en su término municipal. A todo ello se unen además los distintos niveles de protección que se recogen en el Plan Especial de Protección del Medio Físico de la Provincia de Sevilla, que engloba todas aquellas zonas que por su valor medioambiental requieren identificación, protección e inclusión en la normativa ambiental, así como su afección en todos aquellos programas y proyectos con incidencia sobre el territorio. Este plan precisa asimismo una protección especial integral en todos aquellos terrenos identificados como yacimientos arqueológicos en los que prohíbe expresamente la realización de cualquier actividad constructiva o transformadora del medio.

Cualquier actuación sobre dichos bienes (BIC) sólo puede venir de la mano de la conservación, consolidación y rehabilitación y necesita de la autorización autonómica.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies