Los parques empresariales de Alcalá de Guadaíra, los primeros en adoptar un comportamiento responsable

En tres años alcanzarán como mínimo una potencia solar instalada de 10Mw en placas fotovoltaicas en cubierta hasta compensar con renovables la energía industrial convencional consumida

El grupo Orisol Corporación Energética invertirá 45 millones de euros en el municipio alcalareño para reorientar el consumo de los parques empresariales

Alcalá de Guadaíra, 24 de marzo de 2009.- Los parques industriales de Alcalá de Guadaíra se convertirán en los primeros de la provincia de Sevilla en adoptar un papel responsable gracias a la implantación en la cubierta de todos los edificios y naves industriales del municipio de placas solares fotovoltáicas. Según fuentes de la Fundación Alcalá Innova, “en los próximos tres años se alcanzará una potencia instalada mínima de 10Mw, aplicando así sobre el terreno el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética”.

El proyecto, que forma parte del Programa Territorio Socialmente Responsable 2009-2011 (TSR) de Alcalá de Guadaíra en donde se incluyen una serie de medidas para impulsar la aplicación de un enfoque preventivo y pro-activo por parte de los actores socioeconómicos del territorio en decisiones y actuaciones que favorezcan el medio ambiente a través de la apuesta por los recursos y energías renovables, privilegiando así la reducción de riesgos de desastres por fenómenos naturales o accidentes industriales, se concretó con la firma de un convenio marco entre la Institución alcalareña y Orisol Corporación Energética.

Con una inversión de 45 millones de euros en Alcalá de Guadaíra, el grupo nacional Orisol, especializado en el desarrollo y promoción de energías renovables, se convierte en la empresa encargada de plasmar sobre el terreno parte del objetivo medioambiental recogido por la Fundación Alcalá Innova en su TSR 200-2011.

Por su parte, la Institución alcalareña actuará a modo de interlocutor con las empresas del territorio para poder llevar a cabo la promoción, construcción y puesta en marcha de las instalaciones fotovoltáicas en los parques empresariales del municipio hasta alcanzar “un sistema productivo capaz de asumir el rol y las obligaciones específicas para convertirse en catalizador de una actitud responsable con el territorio”.

La implantación de las energías renovables en el sistema productivo alcalareño cumple para el municipio un doble objetivo. Hasta compensar de forma eficiente con energías renovables los más de 893.384,66 Kw/h de convencional consumidos por la industria alcalareña, la localidad tendrá que reorientar la cualificación de sus recursos humanos hacia un sector emergente, generador de empleo, aligerando así las listas de desempleados, y, por otro, gracias a las ventajas competitivas ofrecidas por “un territorio socialmente responsable” y al canon inicial y anual por alquiler que reciben las empresas, se pretende atraer a nuevas compañías que encuentren en este sector y en Alcalá de Guadaíra nuevas oportunidades de negocio.

Para ello, la Fundación Alcalá Innova ha constituido una Unidad de Asesoramiento Medioambiental y de Reducción del Riesgo, que facilitará auditorias energéticas y creará un distrito eco-industria que promueva y facilite la instalación de empresas cuyo negocio central sean actividades de tipo ecológico o medioambiental de alto nivel añadido.

La alianza estratégica alcanzada entre Alcalá Innova y el grupo Orisol, en el convencimiento de ambos de que el desarrollo de las energías renovables y en concreto la solar fotovoltáica contribuyen a la creación de riqueza, generación de empleo en un sector emergente y al respeto medioambiental, se encamina a la promoción de comportamientos socialmente responsables en el territorio que abran un abanico de nuevos yacimientos de empleo a través de negocios centrados en la responsabilidad sociolaboral.

De aquí a tres años, la fisionomía aérea de los parques empresariales alcalareños se habrá modificado. A la obligada instalación de placas fotovoltáicas en cubierta en los polígonos de nueva base se suman la implantación paulatina en los ya existentes, conformando así el primer nudo industrial de la provincia de Sevilla, Alcalá supera la barrera de las 3.000 empresas, en promocionar el comportamiento industrial socialmente responsable. Un comportamiento que para la Fundación Alcalá Innova “no sólo incrementa la ventaja competitiva de la empresa, sino que además aporta ventaja social y laboral”.

El Programa de Acción Estratégico por un Territorio Socialmente Responsable 2009-2011 (TSR), se encamina a la consecución de una ciudad inteligente que impulse entre todos los actores sociales un modelo innovador de desarrollo sostenible que asiente las bases de un territorio socialmente responsable.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies