EL AYUNTAMIENTO APRUEBA EN PLENO UNA ORDENANZA PARA REGULARIZAR LAS CESIONES DE LAS INSTALACIONES MUNICIPALES

Alcalá de Guadaíra
28/09/2012

El pleno aprueba la revisión las tarifas del transporte público por la aplicación de la subida del IVA acordada por el Gobierno Central, y un reconocimiento a las Clarisas en el octavo centenario de la fundación de la Orden

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha celebrado esta mañana el Pleno ordinario del mes de

septiembre en el que ha aprobado, entre otras cuestiones, regular la cesión de edificios municipales con una ordenanza, revisar las tarifas del transporte público tras la aplicación de la subida del IVA acordada por el Gobierno Central, y conceder la Medalla de la Ciudad a la congregación alcalareña de las Hermanas Clarisas en el octavo centenario de la fundación de la Orden.

 

Cesión de edificios públicos

 

El Pleno municipal ha aprobado de forma inicial una ordenanza sobre el uso de los edificios, locales e instalaciones municipales con el objetivo de regular el uso temporal o esporádico que pudieran hacer de éstos los alcalareños de forma particular o a través de asociaciones.

 

En la ordenanza se especifican los lugares susceptibles de ser cedidos, un total de 47 salas con capacidades que abarcan desde la decena de personas a los ochocientos participantes en 13 edificios públicos. Éstos son: el Distrito Norte, el Centro Cívico Medina de Haro, el Centro Cívico Silos-Zacatín, el Distrito Sur, la Casa de la Cultura, las dependencias de la Universidad Popular, el Museo, el Teatro Gutiérrez de Alba, el Centro Luis Velázquez Peña, la biblioteca municipal Editor José Manuel Lara, el Museo, el Centro de Servicios Sociales Comunitarios, y el pabellón multiusos del recinto ferial.

 

En estas dependencias se encuentran desde aulas y salones multiusos con aforo comprendido entre las 20 y las 150 personas, a salas y espacios diáfanos cubiertos y al aire libre para 300 y 400 individuos.

 

“El Consistorio pretende con esto favorecer los criterios del uso público y del interés general frente a los privados, y evitar cualquier controversia en la cesión, uso o deterioro de los bienes públicos”, según ha explicado el Delegado de Participación Ciudadana, José Antonio Montero.

 

Se podrá solicitar cualquiera de estas dependencias, con un plazo mínimo de diez días de antelación, en los registros municipales por personas o entidades sociales siempre que en ningún momento exista ánimo de lucro.

 

La ordenanza también indica que las cesiones se realizan con una finalidad concreta, y que queda totalmente prohibido realizar cualquier otra función distinta así como, lógicamente, toda iniciativa que vulnere la legalidad, o incite a la violencia, el racismo, la discriminación, etc.

 

El texto contempla también los deberes de los usuarios, como el cuidado del inmueble y los enseres, la limpieza, o el respeto a horarios y aforo, así como la necesidad de autorización expresa para el uso de los recursos del edificio (teléfono, fotocopiadora, audiovisuales…).

 

El Ayuntamiento podrá realizar cuantas comprobaciones se consideren oportunas para observar el cumplimiento de las obligaciones y emitir, si es necesario, un informe sobre uso inadecuado, daños y perjuicios. Éstos pueden derivar en infracciones leves, graves o muy graves que conllevan las sanciones que establece la Ley de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía.

 

La información y solicitudes estarán disponibles en la web municipal www.ciudadalcala.org.

 

Según José Antonio Montero, “esta ordenanza se publicará próximamente en el Boletín Oficial de la Provincia y tendrá un plazo de exposición pública de 30 días en el tablón de anuncios del Ayuntamiento para la presentación de posibles sugerencias por parte de la ciudadanía. Su aprobación –ha explicado- permitirá una mejor organización de los espacios públicos para ayudar a los alcalareños en sus reuniones, exposiciones y actos sociales y culturales con una garantía de equidad”.

 

“Esta propuesta es un paso más en el trabajo que realiza el Equipo de Gobierno alcalareño para potenciar la participación ciudadana, y propiciar las mejores condiciones para apoyar el asociacionismo y el movimiento vecinal” -ha puntualizado.

 

Tarifas del transporte público

 

Por otra parte, el Ayuntamiento ha aprobado la modificación de las tasas del servicio de transporte colectivo urbano tras la subida del IVA acordada por el Gobierno Central, según la portavoz municipal, María José Borge. Ésta ha explicado que aunque en este área se pase del 8% al 10%, los ciudadanos no notarán incremento en el precio dado que suponen centésimas de euro que no modifican el baremo de redondeo establecido en el pliego de prescripciones técnicas de la concesión del servicio.

 

Permanecerá así el billete sencillo en 1,10 euros, y el billete del bono de 10 viajes en 0,75 euros, quedando igualmente de forma gratuita el pase del jubilado.

 

Asimismo, el Consistorio ha aprobado la memoria de la Unión Local de Autónomos del Taxi y Radio Taxi Guadaíra, y las tarifas modificadas con la subida del IVA acordada por el Gobierno Central (del 8% al 10%) que estarán vigentes a partir de 2013.

 

Así, la carrera mínima que en 2012 cuesta 3,42 euros pasará a ser en 2013 de 3,57 euros, la bajada de bandera pasará de 1,25 euros a 1,30 euros, el precio por kilómetro recorrido será de 90 céntimos en lugar de 86 céntimos, y el precio por hora en espera pasará de 19,04 euros a 19,86 euros.

 

En horario nocturno y días festivos, los precios serán: 4,46 euros la carrera mínima, 1,60 euros la bajada de bandera, 1,11 euros por kilómetro recorrido, y 24,84 euros por hora en espera.

 

Reconocimiento a las Hermanas Clarisas

 

En el ámbito social destaca la iniciativa plenaria de conceder una distinción a la congregación alcalareña de las Hermanas Clarisas, cuya Orden cumple en este 2012 el octavo centenario de su fundación. Además, esta congregación tiene más de 400 años de historia en la localidad desde que en 1597 se constituyera el Convento de Santa Clara de Alcalá de Guadaíra.

 

Junto a la felicitación institucional, se ha aprobado conceder la Medalla de la Ciudad a dicha congregación religiosa para reconocer la intensa, aunque callada, labor social que las hermanas realizan en apoyo a los distintos sectores de la ciudad. Las Hermanas Clarisas, según el Delegado de Fiestas Mayores, Enrique Pavón, “un ejemplo de bondad, humildad y solidaridad, son muy conocidas en la localidad pese a ser una orden de clausura”.

 

Imprimir noticia

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies