EL ALCALDE RECLAMA EN EL CONSEJO EUROPEO UNA VERDADERA POLÍTICA INDUSTRIAL QUE FRENE LA DESLOCALIZACIÓN DE LAS EMPRESAS

Alcalá de Guadaíra
24/01/2013

Gutiérrez Limones advierte de que si la factoría de Roca cierra "habrá faltado a su palabra, a su compromiso y a su responsabilidad con nuestra sociedad, nuestro país y con Europa"

El senador y alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, reclamó en el día de ayer durante su intervención en el Consejo Europeo,

que se ponga en marcha un proyecto de verdadera política industrial en el viejo continente para dar respuesta y frenar el proceso de deslocalización industrial que están sufriendo muchas empresas en el seno de la UE.

Gutiérrez Limones recordó que los datos de producción industrial de la Eurozona reflejan una preocupante caída interanual del 3,7%, lo que supone una notable pérdida de industria y empleo industrial. El senador explicó que la crisis económica, la política monetaria expansiva de otros países y, sobre todo, la falta de respuesta a la deslocalización industrial europea, han provocado que lleguemos a esta dramática situación.

Por todo ello, el alcalde alcalareño apostó por desarrollar políticas que provoquen el retorno de la producción industrial que se ha localizado fuera del país y apuntó que son necesarias unas políticas públicas más equilibradas, más justas y más atentas a las ciudades y los territorios. “Las empresas rentables están marchándose hoy –puntualizó-, los trabajadores se están quedando sin empleo y las inversiones en infraestructuras y nuestros esfuerzos en tantas áreas pierden hoy su valor. Es necesario responder ahora y responder juntos: gobiernos, empresas, sindicatos, patronales y consumidores”.

Antonio Gutiérrez Limones subrayó que, como Alcalde de Alcalá de Guadaíra, su ciudad se ve ahora amenazada con el cierre de otra empresa rentable como es Roca, “una sólida multinacional española de productos sanitarios, que creció un 3,5% el año pasado, y que cuando hace sólo unos meses presentó sus cuentas  “no identificaba ningún riesgo de solvencia y de liquidez a pesar de la difícil situación económica”.

Gutiérrez Limones denunció la avaricia de las empresas que en pos de un beneficio mayor no dudan en romper nuestro tejido industrial y, en este sentido, afirmó ayer en Bruselas que es necesario obligar a las empresas a una política de transparencia y de “cuentas completas”.

El senador también aclaró que “hace falta redefinir el compromiso que las empresas tienen con sus sociedades, con todas aquellas en las que se han instalado porque no somos factores de producción sino ciudadanos y no sólo aportamos al crecimiento de la empresa como consumidores, también como ciudadanos, mediante políticas públicas. Si para las empresas sólo somos consumidores y “mano de obra” que se intercambia, habría que saberlo desde el principio para redefinir la relación y hacerlo en todos los sentidos”.

Por último, advirtió de que “si Roca lleva adelante su propósito de cerrar su factoría de Alcalá, habrá faltado a su palabra, a su compromiso y a su responsabilidad con nuestra sociedad, con nuestro país y con Europa”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies