MÁS DE 15 PAÍSES SE UNEN A LA DECLARACIÓN PÚBLICA DEL ALCALDE EN EUROPA PARA EVITAR LAS DESLOCALIZACIONES DE EMPRESAS

Alcalá de Guadaíra
25/01/2013

Gutiérrez Limones, motivado por la situación de la empresa Roca, fue el impulsor de la iniciativa y logró el apoyo y la firma de europarlamentarios de 15 países diferentes.

El Alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, ha presentado en el registro del Consejo Europeo una declaración pública titulada “Deslocalización, eficiencia económica y responsabilidad

social” en la que aboga por reclamar una redefinición de las políticas públicas europeas en aras a frenar la deslocalización industrial. Gutiérrez Limones, que fue el impulsor de dicha iniciativa, logró el apoyo y la firma de europarlamentarios de 15 países diferentes.

 

El senador, que ha mostrado su preocupación por la situación de la empresa Roca en Alcalá de Guadaíra, intervino el pasado martes en el Consejo Europeo y pidió que se ponga en marcha un proyecto de verdadera política industrial en el viejo continente para dar respuesta y frenar al proceso de deslocalización industrial que están sufriendo muchas empresas en el seno de la UE.

 

En la declaración presentada, Antonio Gutiérrez Limones recuerda que hace pocos días se publicaron los datos de producción industrial de la Eurozona, que arrojan una cifra decepcionante con una caída interanual del 3,7%, cifras que contrastan con el vigor de EEUU que el pasado 2012 ha crecido un 2,5%.

 

Parte de la explicación de este declive está vinculado a la crisis pero con todo, lo que más ha contribuido a nuestro declinar industrial ha sido la falta de respuesta a los fenómenos de deslocalización industrial.

 

El alcalde apunta que hoy en día muchas más empresas están tomando decisiones de este tipo y añade que, como sociedad, tenemos derecho a conocer los motivos, saber cuáles son los beneficios que esperan obtener y qué precio tiene la ruptura de nuestro tejido industrial. A su juicio, debemos obligar a las empresas a una política de transparencia, por un lado, y de “cuentas completas” por otro. La primera exige conocer los cálculos en los que se han basado, la segunda ser conscientes de cuánto hemos aportado al desarrollo de esas empresas, a su crecimiento, a su extensión. Tener claro, empresas y sociedad, qué aportó cada parte al éxito porque muchas veces se cuenta una historia desequilibrada en la que sólo parte de los datos afloran.

 

Por último, subraya que “Europa es un territorio maduro que deberá basar su crecimiento en recursos propios, en capital humano y tecnológico en una sólida especialización en productos de mayor calidad e intensidad tecnológica. Pero, al mismo tiempo, tenemos el reto de redefinir las políticas públicas y una nueva gobernanza que respete la Carta Social Europea. Europa, es una sociedad admirada en el mundo por haber sido capaz de combinar eficiencia económica, justicia social y libertad individual. Seguiremos haciéndolo en el futuro. Es la ambición que Europa necesita para seguir siendo una de las sociedades más plenas del mundo”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies