EL MUSEO DE LA CIUDAD ACOGE LA EXPOSICIÓN "PASANDO REVISTA. OROMANA CRÓNICA DE UNA ÉPOCA"

Alcalá de Guadaíra
13/04/2016

La muestra ofrece al visitante hasta el día 2 de mayo una selección de las revistas que marcaron los años desde 1924 al 1928, reflejo de la Alcalá de los años veinte del pasado siglo

El Museo de la ciudad alberga estos días la exposición “Pasando revista. Oromana crónica de una época”, organizada

por el Archivo Municipal, la Biblioteca y el propio Museo.

Se trata de una muestra que recopila una selección de ejemplares de la revista “Oromana”, la cual vio la luz por primera vez el 15 de octubre de 1924 con carácter mensual, aunque a partir de 1925 se anuncia quincenal.

La redacción y la administración de la revista se situó en Alcalá de Guadaíra en la calle Castelar 3, en el almacén de calzados de Víctor Pinillos; más tarde estuvo en el  número 32 de la calle Orellana, y finalmente en Velazquez 11, de Sevilla. Se pueden distinguir dos etapas en la vida de Oromana. La primera desde el número 1 de 1924 hasta finales de 1926, y la segunda de enero de 1927 hasta 1928,  considerada la etapa sevillana.

 Entre ambas hubo cambios importantes como el subtítulo original, que empezó siendo “Publicación del entusiasmo ardiente por la Bética, ubérrima e Inmortal”,  reduciéndose luego a “Revista española y de exaltación a la Bética, ubérrima e inmortal”, y cambiando finalmente a “Revista de las Españas”.

  El aumento del número de páginas, la aparición de números extraordinarios, la inclusión de ilustraciones y fotografías, la reproducción como coleccionables de obras de carácter local tales como “Las memorias históricas de Alcalá de Guadaíra”, del padre Flores, e incluso su venta en Madrid, a partir del número 19, dan muestra del éxito y acogida de Oromana. En 1928 dejó de publicarse, con un total de 34 números en su haber.

  Desde el punto de vista literario, como se muestra en la exposición, la revista incluyó artículos de escritores y poetas tan conocidos en la época como Fernando de los Ríos -que fue cronista de la ciudad-, Manuel Contreras Carrión, Antonio Guerra Ojeda, Manuel Calvo Araujo, M. F. Lasso de la Vega, Alejandro Collantes y Rafael Laffón entre otros, abarcando un amplio abanico de estilos y géneros. Junto a estas colaboraciones literarias hay que destacar las ilustraciones y dibujos de artistas como Hohenleiter, Sánchez Perrier, Villalobos, Contreras, y fotos de Dubois, Serrano, Cotán...

   El Delegado de Patrimonio y responsable del Museo, Germán Terrón  ha destacado “que Oromana ha supuesto y supone hoy una importante aportación a la historia de Alcalá y de Sevilla para el estudio de la mentalidad y la sociedad de los años veinte del pasado siglo”.

  Pero Oromana no fue solo una revista literaria, sino también informativa, incluyendo reportajes, entrevistas o crónicas, y aunque en ningún momento pueda considerarse una revista política, en este aspecto siempre mostró sus simpatías hacia el poder político del momento, el gobierno de Primo de Rivera, lo que le costó en Alcalá algunas bajas en las suscripciones y ser blanco de críticas y censuras.

  La revista Oromana reflejó el localismo alcalareño, el regionalismo andaluz y la mentalidad burguesa de la Sevilla de la época. Supuso un hito y un fenómeno no solo literario, sino también artístico.

  La muestra se puede visitar en el horario habitual del museo de la ciudad hasta el día 2 de mayo.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies