SE MANTIENEN LOS CONTROLES DE ACCESO EN EL PLAN DE TRÁFICO DURANTE ESTA SEMANA

Alcalá de Guadaíra
21/03/2016

Una de las labores de la Policía Local será la de evitar el estacionamiento de vehículos en aquellas calles por las que pasan las cofradías, se ruega a los usuarios que estén atentos a las señalización circunstancial colocada para estos días

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra mantiene para esta Semana Santa los controles

de tráfico rodado al centro durante la Semana Santa como uno de los aspectos a destacar en cuanto a la organización circulatoria del Plan Varal, destacando el cierre durante el Jueves y Viernes Santo.

El propósito de estos controles de acceso, tal y como ha señalado el Delegado de Fiestas Mayores, Enrique Pavón “es permitir un mayor lucimiento de las distintas hermandades por la zona centro, manteniendo despejadas las calles de vehículos mal estacionados, permitiendo un mayor disfrute para el peatón, facilitando el trabajo del transporte público y sobre todo, garantizando una mayor seguridad vial”.

 Precisamente un mayor lucimiento de las distintas hermandades y una mayor tranquilidad del peatón, se instalarán 7 puntos de control en los accesos de la zona centro horas antes de su cierre a la circulación. Su ubicación concreta será en la calle Rosario confluencia con Padre Flores, en la calle La Plata confluencia con Plaza del Paraíso, en la calle Pescadería a la altura de Alcalá y Ortí, en Madueño de los Aires con Conde de Guadalhorce, en la Callejuela del Carmen confluencia con Don Bosco, calle Agustín Alcalá con Rotonda de San Francisco, y en la calle Alcalá y Ortí con calle Herrero.

Mañana martes Santo  los controles estarán activos de 16:00 a 23: 00 horas, el miércoles Santo de 15:00 a 03:00 horas, el Jueves Santo de 10:00 a 00:00 horas, en la Madrugada de 00:00 horas a 06:00, el viernes de 06:00 a 01.00horas y el sábado de 16:00 horas a 21:00 horas. En las horas previas a las cofradías se permitirá el paso de vehículos residentes y de servicio público hasta el cierre total de las vías.

Junto a esta medida se repite la forma de actuar de años anteriores con el objetivo es impermeabilizar  a la circulación rodada las calles del centro y zonas donde se producen mayores aglomeraciones, restringiéndolas a los servicios públicos imprescindibles.

Como cada año, se informará a los vecinos de la zona mediante octavillas de la necesidad de evitar el estacionamiento en determinados puntos para el correcto discurrir de los cortejos procesionales y la fluidez del tránsito masivo de ciudadanos.

En este operativo también se incluye el vallado a las puertas de los templos que lo necesiten para facilitar las salidas y entradas procesionales, y la bajada y subida de bolardos en las zonas peatonales.

 Ya en materia de seguridad ciudadana, se establecen los operativos precisos para garantizar la seguridad de los ciudadanos entre Policía Local y Policía Nacional, con el apoyo de los Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja. En este sentido, se presta especial atención en las salidas y entradas de los templos y a zonas de mayor masificación ciudadana, como La Plazuela y La Plaza del Paraíso a diario y el Puente Carlos III o San Roque en la madrugada del Viernes Santo.

 El operativo de Policía Local prestará especial atención a los cruces más transitados por tráfico rodado, como las zonas de General Prim, Beca, la Cruz del Inglés o San Francisco, así como a las vías alternativas dado los cortes permanentes del centro y los intermitentes por el paso de comitivas, teniendo un punto de coordinación en La Plazuela, lugar donde convergen la mayoría de calles cortadas.

 Dado que una de las labores principales de la Policía Local será la de evitar el estacionamiento de vehículos en aquellas calles por las que pasan las distintas cofradías y hermandades se ruega a los usuarios que estén atentos a las señalización circunstancial colocada para esos días, evitando de esta forma el uso de la grúa. Asimismo se aconseja que se prevean los desplazamientos en vehículos con la antelación suficiente para no encontrarse con restricciones y si pueden, que dichos desplazamientos por el centro de la ciudad se realicen a pie en la medida de lo posible. 

Igualmente, para el perfecto seguimiento y coordinación entre cada hermandad y los efectivos policiales, media hora antes de comenzar cada recorrido se producirá un encuentro en la iglesia de salida entre el agente de la autoridad encargado de la seguridad y el diputado mayor de Gobierno de la Hermandad. Entre ellos establecen un cauce de comunicación inmediata para los casos de necesidad, tales como incidentes, cambio de recorrido por inestabilidad meteorológica, etc.

Otros puntos a tener en cuenta  en la seguridad  es la vigilancia por las prohibiciones expresas de la venta de globos (peligrosidad por combustión) o a la venta generalizada sin ubicación determinada. También se controlará que los puestos ambulantes con licencia estén dentro de las zonas predeterminadas, evitando con ello que se sitúen en lugares de paso especialmente conflictivos en los momentos de mayor afluencia.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies