Más de un centenar de personas en el acto por las víctimas del terrorismo

Más de un centenar de personas se acercaron en la tarde de ayer hasta la plaza Miguel Ángel Blanco Garrido, para asistir al acto en memoria de las víctimas del terrorismo que cada año celebra el Partido Popular de Alcalá de Guadaíra coincidiendo con el aniversario del secuestro y asesinato del concejal popular en Ermua.


Al acto acudió el parlamentario andaluz del PP, Jaime Raynaud, que estuvo acompañado por el presidente local, Fernando Domínguez Palomo, el portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, Javier Jiménez, y el resto de los concejales populares.


El presidente local del partido, Fernando Domínguez Palomo fue el encargado de pronunciar el discurso que se centró en el recuerdo al joven edil vasco y en “el compromiso de Alcalá y de todos los alcalareños de no olvidarse de todas las víctimas del terrorismo”, a las que ayer honraron con esta concentración.


Asimismo, Fernando Domínguez Palomo recordó a la última víctima de ETA, el Policía Nacional Eduardo Pueyes, a quien consideró como un “héroe por entregar su vida al intentar acabar con la lacra del terrorismo”. Además, el presidente local expresó su confianza en el nuevo gobierno no nacionalista de Patxi López, nacido de la coalición entre PSOE y PP, y confió que “sea la mejor arma para luchar contra el terrorismo”.


Por último, Fernando Domínguez Palomo recordó que “nos encontramos, al igual que en 2003, muy cerca del final de ETA, siempre que se trabaje confiando en el estado de derecho y sin claudicar ante estos asesinos con negociaciones que no llevan a ningún lado”.


Antes de finalizar el acto se guardó un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas mientras dos niñas acercaban un ramo de flores bajo el nombre de Miguel Ángel Blanco Garrido.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies