Javier Barón logra su mayor conquista en el Castillo de Alcalá

El público alcalareño se entregó a la interpretación que hizo del ‘Dime’ el Premio Nacional 2008, en lo que fue el cierre del II Festival Internacional Riberas del Guadaíra.El bailaor alcalareño Javier Barón dio el domingo por la noche la mejor versión de sí mismo para conquistar el Castillo de Alcalá y el corazón de más de un millar de personas, alcalareños en su mayoría, que llenaron el Patio de los Silos de la Fortaleza en lo que fue el cierre del II Festival Internacional de Artes Escénicas Riberas del Guadaíra. Entre ellos estuvo el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, quien entregó una pintura conmemorativa como reconocimiento de la ciudad al Premio Nacional de Danza 2008.

Barón puso colofón a los ‘Vaivenes Flamencos’ de Alcalá con el ‘Dime’, su particular homenaje por alegrías al poeta granadino Federico García Lorca. Entre las murallas del Castillo alcalareño se pudo recordar al Lorca más jovial y vitalista durante las noches de verano en la Huerta de San Vicente, la última residencia que tantos versos inspiró al poeta.

De esta forma concluyó el II Festival Internacional de Artes Escénicas Riberas del Guadaíra, por el que han pasado más de 5.000 personas para disfrutar de los más variados estilos flamencos mezclados con el jazz, la danza contemporánea, el hip-hop, el circo o el teatro, además de las más genuinas del flamenco como el cante, la guitarra y la percusión. Comenzó el 26 de junio con el Festival Flamenco de Aficionados Manolito el de María y tuvo su primer gran hito el 27 con el XXXI Festival Flamenco Joaquín el de la Paula y la actuación de Miguel Poveda.

Otro de los grandes éxitos del ciclo lo cosechó el músico valenciano Perico Sambeat y su espectáculo ‘Flamenco big band’. Le siguieron en la programación la Compañía La Choni con el montaje ‘Tejidos al tiempo’ y el Premio Nacional de Danza 2005 Israel Galván con ’Tábula rasa’.

En su recta final el Festival recibió a la italiana Silvia Marín para ofrecer chicos y grandes ‘El flamenco en 4 estaciones’. Con él contagió el entusiasmo y la pasión por el flamenco a los niños y niñas del público para que se identificaran con las raíces y con parte de la esencia de su cultura.

 

 

Otro de los llenos del Festival lo propició elbicho y su flamenco eléctrico a través de su espectáculo ‘elbich8: deimaginar’, un concierto que supuso el estreno mundial de su nuevo disco.
El penúltimo día de Festival visitó Alcalá José Manuel León + Artomático, quien puso sobre el escenario ‘Sirimusa eléctrico’, una fiesta en la que destacó la contundencia electrónica de Artomático.

De esta forma, en la gran cuna del flamenco que es Alcalá de Guadaíra se consolida un Festival de tradición y también de innovación. El Riberas del Guadaíra ya recogió el pasado año el testigo de una arraigada tradición de espectáculos en el Castillo de Alcalá, en las cálidas noches de verano, para transformarse en una de las más importantes propuestas culturales del país con el flamenco como vanguardia escénica.

Al ciclo se ha sumado en su segunda edición La Caixa como entidad colaboradora, a la que se añaden la Diputación Provincial, Turismo de la Provincia y Prodetur, la Agencia Andaluza del Flamenco, Edyma Medios Audiovisuales, Hacienda La Boticaria y El Corte Inglés.

La sintonía identificativa del Festival, que ha acompañado las cuñas radiofónicas y spot de TV ha sido compuesta por el guitarrista alcalareño Ismael Sánchez, monitor de Guitarra de la Universidad Popular de Alcalá de Guadaíra, y que tras la actuación de Perico Sambeat ofreció un concierto junto a Vicky Luna en el Patio de la Sima del Castillo, amenizando la zona de restauración.

Con la presentación y promoción del ciclo se montó una exposición fotográfica realizada por Julio García titulada ‘Reminiscencias del Riberas del Guadaíra’, que estuvo en los establecimientos comerciales de la zona centro de Alcalá durante los días previos al ciclo.

La sociedad Prodetur ‘Turismo de la Provincia’ ha colaborado con el Festival alcalareño favoreciendo su divulgación mediante sus redes, destacando el mismo como una marca de referencia y valor añadido para el turismo sevillano y andaluz.

Según la Delegada Municipal de Cultura en Alcalá de Guadaíra, Guillermina Navarro, el origen del Festival Riberas del Guadaíra reside en el sumatorio de ideas que se transforman en un concepto: la celebración en suelo alcalareño de un ciclo dedicado a la vanguardia escénica con un denominador común, el Flamenco.

El Flamenco de vanguardia derivado de décadas de evolución, de mezcolanza y fusión con otras culturas y tendencias musicales. Siempre desde la constatación de nuestros orígenes flamencos –Alcalá es cuna de la Soleá- y abriendo los brazos al crecimiento de este arte, a la innovación en el flamenco.

 

 

 

Del mismo modo, el Festival Riberas del Guadaíra supone una importante iniciativa de índole cultural y social que acomete el Ayuntamiento con el objetivo añadido de recuperar el territorio en el que se localiza: el Castillo, el barrio San Miguel y el centro de la Ciudad.

La regeneración de este entorno entronca con las directrices que marca la Iniciativa Urbana (regeneración económica, social y urbana del casco histórico de Alcalá de Guadaíra), diseñado y concedido al municipio alcalareño para recomponer el sistema de relaciones que vinculan al Casco Histórico con la Ciudad y el Territorio, desde una actuación integral y multidisciplinar estratégica en la que este producto cultural y su repercusión turística cobran importancia capital.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies