Alcalá colabora con la universidad de Sevilla en la erradicación del chabolismo

Se trata de un programa de colaboración Internacional en el barrio Jnane Aztout de Marruecos. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra colaborará con la Universidad de Sevilla en la erradicación de un barrio de chabolas en Marruecos con un montante de 140.000 euros dentro de los programas de colaboración internacional que se llevan a cabo a través de la Delegación de Cooperación.

Se trata de la subvención del proyecto 'Autoconstrucción asistida de las viviendas del barrio de chabolas Jnane Aztout de Larache' acorde con una iniciativa del Gobierno Marroquí, el Plan Villes Sans Bidonvilles, que es un ambicioso programa nacional de erradicación de la totalidad de los asentamientos chabolistas censados en el país vecino.

Según la delegada municipal de Cooperación Internacional, Elena Álvarez, “Alcalá es una ciudad muy sensibilizada con la necesidad de solidaridad tanto dentro de la ciudad como fuera de nuestras fronteras, de hecho tenemos más de un centenar de asociaciones benéficas y colaboramos con muchos proyectos internacionales, en ocasiones a propuesta de los propios ciudadanos, como con el pueblo Saharaui, o con Togo, también en África”.

Concretamente este proyecto, que se desarrollará entre 2009 y 2010, se materializará en la creación de un banco de materiales y la asistencia técnica in situ de una arquitecta, y a distancia por los equipos de investigación de la Universidad de Sevilla.

El barrio de Jnana Aztout carece incluso de red pública de abastecimiento y saneamiento; no cuenta con luz eléctrica ni pavimentación; y las casas están fabricadas con materiales precarios y sin cimentación. Sin embargo, su población no se siente excluida, sino incluida en la sociedad y tiene una fuerte cultura popular y una gran capacidad de organización que está provocando que hagan esfuerzos por mejorar sus viviendas. De ahí este proyecto que  pretende asesorar a los ciudadanos para que sus esfuerzos por conseguir una vivienda mejor respondan a unas garantías suficientes de edificación.

Para la concejala “los proyectos que se subvencionan suponen para el país beneficiario una inversión en progreso y mejora de su calidad de vida, por lo que el compromiso alcalreño va más allá de la entrega de la ayuda en un momento puntual”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies