La obra del edificio anexo del CEIP Cervantes se terminará antes de final de año

Antes de final de año se terminará la primera fase de la obra de ampliación del CEIP Cervantes consistente en un edificio anexo de nueva construcción que con forma de U se suma al existente, una construcción protegida de principios de los años treinta. Dicha reforma de modernización y ampliación no incluye aumento de la oferta de plazas, puesto que seguirá siendo un C2 (dos grupos por curso), pero permitirá que a lo largo del próximo año el CEIP Cervantes comience a contar con comedor, aula matinal, aula de informática, gimnasio, salón de usos múltiples, etc.

“La obra se desarrolla a muy buen ritmo y esto va a permitir -según el delegado de educación y Formación de Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, José Manuel Campos,-que se pueda hacer la mudanza de muebles y enseres en las vacaciones de Navidad, y los alumnos puedan comenzar el segundo trimestre en el nuevo edificio para que se inicie la segunda fase de la obra: la rehabilitación integral del edificio antiguo del CEIP Cervantes, que tendrá tres meses de duración”.

El coste total de la intervención de modernización en este CEIP es de 2.020.000 €, incluidas primera y segunda fase, dando como resultado un incremento sustancial de la superficie aprovechable del centro, pasando de 1.600 metros cuadrados a 2.969 metros cuadrados.

El edificio que actualmente se construye, en dos plantas más sótano, adaptará el centro a todos los requisitos que marca la normativa de la Junta de Andalucía . Así en el sótano se dispondrá el comedor y su office, aseos, y almacenes; en la primera planta el gimnasio, los vestuarios y los aseos, 6 aulas de Infantil, un espacio común, la zona administrativa con los despachos, y la biblioteca; y en la planta alta se dispondrá el aula de informática, 6 aulas más de Primaria, un salón de usos múltiples, y distintas aulas de pequeños grupos.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies