Cambio de estética de la Calle Padre Flores

La calle Padre Flores cambiará en breve de estética tras las obras de remodelación que se están llevando a cabo en esta vía. Con un presupuesto de 926.200 euros el objetivo de este proyecto es la mejora de la circulación peatonal y de vehículos en una de las zonas del casco histórico de Alcalá, tras una valoración previa de la misma en la que se han apreciado deficiencias a nivel de pavimento y acerado, además de carencias en las instalaciones de saneamiento, abastecimiento y alumbrado público.

Lo que se ha proyectado sobre estas calles es un cambio de nivel de pavimentos ordenándose las plazas de aparcamiento y regularizando el ancho de la calzada que quedará fijado en 3,25 metros, ya que según el delegado de Servicios Urbanos del Ayuntamiento, Juan Antonio Burgos, los pavimentos en la calzada estaban agotados y tenían deficiencias, así como los aparcamientos estaban desordenados y esto provocaba estrechamientos excesivos en la calzada.

Así, en la zona más estrecha de esta vía se cambia el modelo de acceso elegido para el resto del vial, alcanzando en estos puntos un ancho de 1,20 metros.

Las actuaciones principales en estas tres calles pasan además por la ordenación de accesos a garajes, sustitución de pavimentos, sustitución de redes de abastecimiento y saneamiento en todas las calles de la actuación, incluso red de drenaje de pluviales, así como canalizaciones de red eléctrica, alumbrado público y red de telefonía con eliminación de cruces de calle aéreos. No faltará la nueva instalación de alumbrado público.

Otro de los cambios que se establecen tras las obras del FEIL en esta zona es la restricción del tránsito de vehículos a la calle La Cierva creando un pavimento de tránsito mixto de peatones y vehículos sólo de vecinos. Así se elimina las cotas entre el acerado y la calzada creando una plataforma única.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies