Campaña de divulgación antivandálica en las Asociaciones de Vecinos

La Policía Local ha detenido a una mujer que robó decenas de plantas de navidad del entorno del Duque y El Perejil
La portavoz del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, María José Borge, ha anunciado que el Ayuntamiento está aplicando la ordenanza de convivencia ciudadana con mucho rigor para evitar actos vandálicos y seguir profundizando en la educación en valores y la concienciación ciudadana para que todos los alcalareños colaboren en el mantenimiento de una Alcalá limpia y saludable, así como en la denuncia de actos incívicos.

Precisamente, la Policía Local de Alcalá ha detenido a una mujer de 54 años de edad que estaba robando de madrugada decenas de flores de navidad en el entorno la plaza del Duque y la Plaza del Perejil.

Los hechos ocurrieron el pasado día 9 entre las 2 y las 3 de la madrugada, cuando los agentes en una ronda habitual comprobaron cómo la mujer estaba arrancando las poinsetias del frontal del Ayuntamiento y el Monumento a la Judea, amontonándolas y llevándoselas para su domicilio de la calle Media Luna.

La mujer está a la espera de sentencia, tras celebrarse el juicio rápido, acusada de apropiación indebida y daños contra el patrimonio público, debido a los destrozos ocasionados por su incívica acción. Además tendrá que hacer frente a la sanción correspondiente de la aplicación de la ordenanza.

La Policía Local recuperó todas las plantas al sorprender in fraganti a la ladrona, y éstas lucen de nuevo en sus correspondientes lugares como parte del exorno navideño de la ciudad.

Por su parte, la portavoz del Gobierno municipal ha expresado su “felicitación a todos los miembros de la Policía Local no sólo por este hecho, sino por la constante vigilancia para hacer cumplir la ordenanza de convivencia ciudadana que regula unos mínimos para garantizar las buenas relaciones ciudadanas”.

Borge ha lanzado una invitación a todos los alcalareños para “que colaboren en la denuncia de cualquier acto incívico que ensucie o estropee el espacio que compartimos. Alcalá es una ciudad limpia y saludable y no vamos a permitir que algunas personas sin valores provoquen una situación de malestar entre los vecinos, de ahí la aplicación con dureza de la normativa correspondiente”.

De hecho, para fomentar el conocimiento entre los ciudadanos de esta ordenanza, parte de su difusión consistirá a partir de enero en una campaña que la llevará a las distintas asociaciones de vecinos para que puedan conocerla en profundidad y ayudar a distribuirla a través del boca a boca a toda la comunidad.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies