PCA:"El caso Roca, o como el PSOE traiciona a los trabajadores"

Desde el Partido Comunista de Andalucía en Alcalá de Guadaíra queremos denunciar el posicionamiento del Partido Socialista Obrero Español y de como una vez más, a la hora de la verdad, favorece los intereses de los empresarios frente a los de los trabajadores, el caso Roca es un ejemplo de esa manera de hacer política.

Denunciamos cuando estalló el problema con la presentación del Expediente de Regulación de Empleo por parte de la multinacional que era inadmisible su aprobación , pues hablamos de una empresa que ha facturado en los últimos cuatro años 2.800 millones de Euros y además pretende deslocalizar la producción llevándosela al extranjero. En esas condiciones se desarrollan protestas por parte de los trabajadores dirigidos principalmente por Comisiones Obreras, se promueve una gran manifestación a la que acude el Alcalde de Alcalá de Guadaíra y Senador por el PSOE, don Antonio Gutiérrez Limones quien muestra su apoyo a los obreros. En esas disyuntiva le llega el informe de la empresa al Ministerio de trabajo dirigido también por el PSOE quien debe rechazar o aprobar el E.R.E.

A partir de ahí, se dan una serie de movimientos de alta esfera y el Ministerio elabora un documento al que tiene acceso el Partido Comunista y donde dice en un extenso informe que no queda demostrado que la empresa vaya a deslocalizar la producción. Pese a que están adquiriendo fábricas en países como Marruecos o Portugal, y ejecutar la compra de grupos extranjeros dedicados a la misma producción como el caso de la suiza Keramik Holding Ag Laufen, la polaca Roca Polska SP ZOO o la asociación con el grupo de inversión tailandés Karat Sanitari Ware.

Tras la resolución del Ministerio, los Secretarios Generales de las tres factorías afectadas de Alcalá de Guadaíra, Gavá y Alcalá de Henares, declaran que no entienden como un Partido que se dice de izquierdas como el PSOE adopta como propia la postura de la empresa y permite el despido de 629 trabajadores en todo el país, 104 de ellos en Alcalá de Guadaíra, de manera traumática y no facilitando que los trabajadores salgan de la empresa de forma voluntaria.

Ayer día 11 de Febrero, los trabajadores de Roca, fueron despedidos en las tres fábricas españolas de Madrid, Sevilla y Barcelona, además también han sido cesados 14 trabajadores de Cerámicas de Bellavista, también perteneciente al Grupo Roca, tan solo once días después de su incorporación a sus puestos de trabajo en la planta que la multinacional Roca tiene en nuestra localidad en virtud del acuerdo de recolocación que firmaron con su filial situada en la ciudad de Dos Hermanas y que ha sido incumplido por la compañía.

La manera denigrante y humillante con la que la empresa ha actuado no tiene parangón, durante la mañana de ayer día 11 de febrero, el jefe de personal ha ido buscando uno a uno a todos los despedidos dándose dentro de la fábrica situaciones de extrema crueldad como el despido de varios miembros de una misma familia, la fractura de una mano de un trabajador que golpeaba una pared fruto de la impotencia o el rumor que se ha extendido entre los obreros de que los despidos habían sido elegidos a la carta, pues casualmente han sido cesados trabajadores que tenían denuncias interpuestas contra la compañía por irregularidades con respecto a la antigüedad de contratos, categorías laborales o incluso casos de mobbing.

Por su parte, el colectivo de trabajadores de Cerámicas de Bellavista han decidido trasladar la lucha que desde hace meses sostienen contra la agresión de la multinacional ROCA a la Delegación Provincial de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía  pidiendo que la máxima dirección de la empresa los atienda y responda por este atentado contra los intereses de los trabajadores que sólo exigen que se respete lo firmado y se les permita acceder a los sesenta puestos de trabajo pactados en la planta de Alcalá de Guadaíra.

Vuelve a quedar de manifiesto la mala fe de la empresa, su obstinada determinación  en deslocalizar la producción hacia Marruecos y Portugal evidenciando que no se persigue otro objetivo que multiplicar los beneficios a costa de aumentar la explotación y arrojar a cientos de familias a la precariedad y al desempleo.

Desde el Comité Provincial del Partido Comunista y la Juventud Comunista denunciamos esta nueva agresión de la multinacional ROCA, de su negativa a cumplir nada de lo firmado y de su despótica actitud ante los trabajadores. Denunciamos igualmente la posición del Ministerio de Trabajo, cómplice a través de su apoyo expreso a las motivaciones de la empresa para presentar un más que injustificado Expediente de Regulación de Empleo.

Así mismo mostramos toda nuestra solidaridad y nuestra reiteración en el apoyo que desde nuestra organización venimos mostrando a los trabajadores de Roca Sanitario tanto de Alcalá de Guadaíra como de Dos Hermanas, y nuestra solidaridad con las familias afectadas que están sufriendo la situación más directamente, y afirmar que siempre tendrán al Partido Comunista de su lado.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies