Alcalá invierte en formación 2,5 millones de euros, lo que supone 175€ por habitante

Gutiérrez Limones aboga por añadir a los conocimientos las habilidades para ser más competitivos en el mercado laboral

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra apuesta por la Formación como vía para la creación de empleo, de hecho, invirtió el año pasado en colaboración con la Junta de Andalucía 2,5 millones de euros en cursos, cuestión que se traduce en 175€ en preparación por cada alcalareño.

Estas cifras las ofreció el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, en el acto de entrega de los diplomas de los cursos formativos del Servicio de Formación para el Empleo del Ayuntamiento, en los que han participado 466 personas de los grupos con más dificultades de acceso al mundo laboral, como los jóvenes, las mujeres, las personas con discapacidad, o los parados mayores de 40 años.

Gutiérrez Limones ha apostado por la necesidad de unir conocimiento y habilidad, es decir, unir al talento, el talante que supone la capacidad de esfuerzo y de trabajo en equipo. En definitiva, formar a las personas no sólo en la teoría o el oficio, sino también en las capacidades para que sus habilidades dentro del sector sean polivalentes y suponga una mayor competitividad centro del mercado laboral por adaptarse mejor a las distintas necesidades de un puesto de trabajo.

Según el mandatario, la apuesta del Ayuntamiento en formación es muy fuerte porque en tiempos de crisis la única certeza es que la Educación y la Formación es el camino. El mandatario explicó a los asistentes la importancia de la formación atendiendo a los consejos de los expertos de califican que en la próxima década se crearán 7 millones de puestos de trabajo nuevos en la Unión Europea que se unirán a los 80 millones de vacantes que se quedarán por jubilaciones, sin embargo el 50% de éstos serán de media cualificación y el 35% de alta cualificación, quedando sólo un 15% para los no cualificados.

El alcalde, además de felicitar a los participantes de los 28 cursos, les ha insistido en que cuando la demanda de empleo empiece a crecer los que estén mejor preparados serán los primeros en insertarse en el mercado en los sectores que deseen y no conformándose con lo que quede libre.

Además el alcalde aboga por lo que denomina liberar el talento, es decir, apoyar a los emprendedores para que puedan hacer realidad sus proyectos ya que los espacios empresariales que no ocupemos los alcalareños los ocuparán otros que vengan de fuera, y también hay que adelantarse a eso.

Asimismo, el Ayuntamiento quiere ir más allá acercando distancias entre los que crean empleo y la formación, de ahí la potenciación de las prácticas en empresas para crear ese valor añadido que posibilita en muchas ocasiones las empresas decidan contratar a los jóvenes que ya han enseñado.

Los jóvenes asistentes al teatro han participado en 20 experiencias formativas que han girado desde las becas internacionales del programa Leonardo Da Vinci, a los programas de Empresa Simulada, o Experiencias Profesionales para el Empleo Inserta-T, que se han unido al Aula Mentor, los Cursos de Especialización, los Programas de Formación profesional Ocupacional, las Escuelas taller, Los talleres de Empleo Impulsa, o el proyecto Génesis.

Entre todos la formación ha sido muy variada pasando desde los idiomas, la especialización informática, la carpintería o electricidad, la decoración, e incluso la sensibilización medioambiental y patrimonial.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies