Recuperado el Río Guadaíra para el ocio y disfrute de los alcalareños

El río Guadaíra acogía una exhibición deportiva de piragüismo, entre otras cosas, como una forma de celebrar la recuperación de las riberas y de las aguas de este río.

Esta iniciativa ha surgido de un grupo de alcalareños aficionados a esta práctica deportiva que, tras comprobar el buen caudal que lleva el Guadaíra a su paso por el casco urbano de Alcalá, y la buena calidad de sus aguas, decidían este fin de semana pasear por el río en piragüa, desde la zona del Parque de San Francisco hasta el Puente del Dragón.

El Delgado de Deportes, Francisco García resaltó que “el río ya está recuperado gracias al enorme esfuerzo realizado por el Equipo de Gobierno con el Alcalde, Antonio Gutiérrez Limones a la cabeza, pudiendo disfrutar todos los alcalareños de sus aguas y de su privilegiado entorno”. Continuó diciendo que “ahí están las pruebas visibles para los ciudadanos de más de 30 kilómetros de caminos rehabilitados, o los casi dos centenares de hectáreas recuperadas.

Además, hay que recordar que el pasado mes de mayo se iniciaron los primeros pasos para declarar Monumento Natural de Carácter Ecocultural la Ribera del río Guadaíra, figura de protección que le permitirá entrar en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía ( REMPA) codeándose con los principales Parques Naturales de la comunidad autónoma.

La zona que se pretende declarar Monumento Natural es un tramo medio del río de unos 10 kilómetros con doce molinos panaderos que discurre entre el Molino Hundido y el de Pelay Correa, incluyendo además el parque urbano de Oromana, además de La Retama, San Francisco, la Finca Huerta la Perdida y la Huerta de Zafra y Hacienda de Oromana, lo que supone una extensión de 180 hectáreas.

Los espacios declarados Monumentos Naturales los conforman lugares con elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza, o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial.

En Alcalá, el río y sus riberas conforman un lugar especial al jalonarse el Guadaíra por multitud de molinos harineros, hidráulicos o de cubo, que lo hacen único en Andalucía otorgándole a la zona un alto valor didáctico y cultural también desde el punto de vista arquitectónico, histórico y social. Es más, sólo entre los siglos XV y XVI, Alcalá llegó a contar con cuarenta molinos; y treinta en el siglo XIX, estando muchos de ellos en funcionamiento hasta la década de los setenta. No en vano la ciudad llegó a ser conocida gracias al pan proveniente de la harina que se fabricaba en estos molinos y el agua del Guadaíra y sus manantiales en la Alcalá de Los Panaderos por esta importante industria.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies