La culminación de las obras de saneamiento dan paso a las grandes actuaciones del Plan Centro

El tanque de tormentas estará terminado en primavera y el Parque Centro recuperará su estética y usos

La culminación el próximo año de las obras de saneamiento de la ciudad, encabezadas por el tanque de tormentas, permitirá entrar en las esperadas obras del Plan Centro por las calles más emblemáticas como La Plazuela y La Mina.

Así lo ha declarado el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones en su visita a las obras de saneamiento, y recogida de pluviales que se desarrollan en el Parque Centro. Junto la ampliación de los colectores de las principales vías de la ciudad realizada en los últimos años, ahora el tanque de tormentas con su conexión con General Prim y Pepe Corzo, el microtúnel, la ampliación de capacidad del colector de Silos y el próximo año el de Barrio Obrero y Manuel Hazaña queda terminada la nueva red de saneamiento y captación de aguas pluviales de la ciudad.

Son obras que suponen un importante esfuerzo por parte del Ayuntamiento, Emasesa y la Junta de Andalucía (tan sólo el tanque de tormentas tiene un presupuesto de 5,2 millones de euros y el microtúnel de 2,2 millones). Además, nacieron de un estudio sobre las necesidades para evitar las inundaciones que la propia orografía de la ciudad provocaba ante situaciones de lluvias extremas que colapsaban la antigua red. A partir de ahora esta situación no va a repetirse y es momento para recuperar una zona centro para el comercio, el ocio y el paseo.

El Plan Centro, que prevé la peatonalización de gran parte de dicha zona, con la creación de espacios para el ocio y esparcimiento, veladores, pérgolas, etc. ya ha comenzado con la actuación en la Calle Pescadería y Plaza de Don Paulino, y continuará este verano por la Plaza del Duque.

Tanque de tormentas

En las obras del Tanque de Tormentas del Parque Centro para la cuenca de vertido de la calle General Prim, adjudicada por la Empresa Pública de Gestión Medioambiental (EGMASA) dependiente de la Junta de Andalucía se invierten 5,2 millones euros en un plazo de ejecución de 15 meses que se sigue a buen ritmo.

Así, esta infraestructura supone un depósito subterráneo de retención de aguas pluviales con capacidad de 8.000 metros cúbicos (con volumen máximo de 11.500m3), así como sus conexiones con los colectores cercanos, y servirá para que el excedente de las aguas procedentes de la zona de General Prim y de la zona norte de la ciudad ante un episodio importante de tormenta sea retenido en el tanque para devolverlo a la red de las calles Luna y Mairena posteriormente. Según los cálculos dicha capacidad permitirá que no se llene nunca.

La construcción está propuesta en una planta poligonal de 60 metros de longitud y anchura libre de 31 y 39 metros, realizando la descarga estrictamente por gravedad regulada por una válvula de guillotina, teniendo una velocidad de caudal punto de 4m3 por segundo.

Las obras afectan a una parte de esta importante zona verde urbana de recreo que era utilizada diariamente por alcalareños de todas las edades, estando cerrada la parte superior del mismo desde la puerta de la C/ General Prim que da acceso a la zona infantil, incluyendo a ésta y la explanada con asientos aledaña, hasta llegar a la zona de restauración.

Precisamente por ser un lugar tan asiduo para los alcalareños, Gutiérrez Limones ha explicado hoy que cuando terminen las obras el parque quedará igual que estaba, incluso con mayor sombra por más arboleda y pérgolas, y por supuesto con los aparatos de juego infantil.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies