Inicio del colector de salida del Tanque de Tormentas

La calle Pepe Luces estará cortada dos meses disponiéndose el último tramo de la paralela calle Mairena como vía alternativa

La obra de ejecución del colector de salida del Tanque de Tormentas por la calle Pepe Luces, una intervención imprescindible para el buen funcionamiento de la recogida de aguas pluviales, se inicia el próximo lunes 20 de septiembre, según ha manifestado el concejal de Servicios Urbanos, Juan Antonio Burgos.

Se trata de una actuación que se incluye dentro de la ejecución del Tanque de Tormentas a través de la cual se colocarán 140 ml de tubería de hormigón armado con 6 nuevos pozos y reposición de las acometidas de saneamiento. Esto implicará la demolición del antiguo colector y el desvío de una canalización de gas natural.

La actuación supondrá el cierre al tráfico de Pepe Luces desde el 20 de septiembre al 22 de noviembre. No obstante, los vecinos de la zona podrán acceder a los aparcamientos subterráneos a través de un carril habilitado.

Dicho corte se produce tras la apertura al tráfico de la calle General Prim por la Casa de la Cultura. Como alternativa para los vehículos, el último tramo de la calle Mairena cambiará de sentido para dar entrada hacia la Plaza de la Almazara por la calle Luna.

Para acceder al centro desde esta zona se aconseja la calle Saturno ( Pedro Rusillo), hacia la rotonda de Beca y la calle Mairena, quedando la calle Antón de Medellín hacia General Prim como dirección a la zona norte.

En las obras del Tanque de Tormentas del Parque Centro para la cuenca de vertido de la calle General Prim y su conexión con los colectores colindantes, en los que trabajan 40 personas, se invierten 5,2 millones de euros. Esta inversión surge de un estudio sobre las necesidades para evitar las inundaciones que la propia orografía de la ciudad provocaba ante situaciones de lluvias extremas que colapsaban la antigua red.

Esta infraestructura supone un depósito subterráneo de retención de aguas pluviales con capacidad de 8.000 metros cúbicos (con volumen máximo de 11.500m3), así como sus conexiones con los colectores cercanos, y servirá para que el excedente de las aguas procedentes de la zona de General Prim y de la zona norte de la ciudad ante un episodio importante de tormenta sea retenido en el tanque para devolverlo a la red de las calles Luna y Mairena posteriormente. Según los cálculos dicha capacidad permitirá que no se llene nunca.

La construcción está propuesta en una planta poligonal de 60 metros de longitud y anchura libre de 31 y 39 metros, realizando la descarga estrictamente por gravedad regulada por una válvula de guillotina, teniendo una velocidad de caudal punto de 4m3 por segundo.

Junto la ampliación de los colectores de las principales vías de la ciudad realizada en los últimos años, ahora el tanque de tormentas con su conexión con General Prim y Pepe Corzo, el microtúnel, la ampliación de capacidad del colector de Silos y el próximo año el de Barrio Obrero y Manuel Hazaña queda terminada la nueva red de saneamiento y captación de aguas pluviales de la ciudad.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies