Iniciada la obra del nuevo Estadio Municipal de Fútbol

El campo girará su orientación 90 grados para mejorar las condiciones de la práctica deportiva

Ya están iniciadas las obras del nuevo estadio municipal de fútbol de Alcalá de Guadaíra que con un plazo de ejecución de 6 meses estarán finalizadas en la primavera del próximo año. Este se adaptará a los requisitos de la Segunda División A del fútbol nacional y cambiará su filosofía de uso para que pueda ser aprovechado por distintos clubes de la ciudad.

Esta edificación, que sustituirá al actual Francisco Bono, supone según ha apuntado el concejal de Deportes, Francisco García, "no sólo una nueva relación con el entorno urbano, sino también una concepción distinta de los usos, ya que la filosofía que lo inspira es que como emplazamiento público pueda utilizarse por distintos clubes de la ciudad".

La principal novedad de la nueva construcción ( 2,4 millones de euros cofinanciados con la Junta de Andalucía) será el cambio de orientación del terreno de juego, que no discurrirá en paralelo a la Avenida Santa Lucía y Tren de los Panaderos, sino que se gira a Norte-Sur para que sean las porterías las que linden con estas avenidas consiguiendo unas mejores condiciones para la práctica del fútbol al aire libre.

Se tratará de un estadio adaptado para jugar hasta en 2ª A, cumpliendo todas las medidas legales de dichas instalaciones (distancias, bandas, fondos, pasillos de evacuación...). Sin embargo, estará preparado no sólo para el fútbol 11 sino para el fútbol 7 en sendas canchas que podrán ser utilizadas simultáneamente.

La parcela sobre la que se realiza la obra es de casi 12.000 metros cuadrados, contando el terreno de juego con 7.858m2, y una edificación de infraestructuras de otros 492m2.

La nueva construcción permitirá alcanzar un total de 2.400 localidades (asientos) aprovechando la topografía del terreno para colocarlas en los taludes del estadio que tendrá la cancha deprimida sobre la calle. Además, la capacidad podrá ser ampliable a través de gradas portátiles hasta unas 800 más en caso de albergar algún evento que precise de mayor aforo.

El nuevo estadio municipal de fútbol será de césped artificial de última generación (menor mantenimiento y mayor durabilidad). Tendrá además del vestuario del árbitro, otros 4 para los equipos, dos de mayor tamaño y otros dos más pequeños que podrán utilizarse simultáneamente.

Asimismo, contará con gradas a ambos lados con sus correspondientes aseos. Precisamente, los tres módulos en Preferencia, donde se sitúa el palco, las dos cabinas de radio y la de televisión, estarán techadas. El proyecto contempla también las necesarias zonas de administración, 3 almacenes, sala de musculación, botiquín, y un bar cafetería que podrá ser utilizada desde el interior y desde el exterior del recinto. En este sentido, el exterior cuenta con nuevos aparcamientos que se complementarán con los de la urbanización de Los Cercadillos.

En cuanto a la estética arquitectónica, la nueva edificación romperá con la típicas paredes sobrias propiciando efectos de transparencias. Esto se conseguirá al no ser muros totalmente opacos, sino chapas galvanizadas con espacios que permitan dejar pasar la luz cuando esté iluminado ofreciendo un efecto visual sugerente, tanto desde el perímetro como desde las torres de iluminación. En definitiva, se conjuga el uso deportivo con el diseño creando una pequeña joya arquitectónica.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies