Asamblea Ciudadana Constituyente

Desde el movimiento 15M de Alcalá de Guadaíra nos complace la nueva vertiente abierta de cara a la ciudadanía, la petición de un referéndum constituyente. El sábado día 17 de diciembre de 2011 se celebró en Sevilla la primera asamblea nacional ciudadana constituyente, a esta cita acudieron 120 personas de toda la geografía española.

En la misma se trataron los problemas existentes para hacer cambiar a nuestros dirigentes políticos sobre la forma de solucionar los problemas sociales y económicos que tan duramente castigan a la clase trabajadora, sintiéndose la ciudadanía en general cohibida por las imposiciones de los diferentes gobiernos, ya sean el europeo, nacional o local, donde el sistema capitalista convierte la deuda privada en deuda pública, donde se realizan prestamos con dinero público a bajo interés al sistema bancario privado para que estos compren a su vez deuda pública a un alto interés.

La ciudadanía se siente desplazada de esta política capitalista y neoliberal, empleada para fustigar gravemente a la clase trabajadora, haciéndoles cómplices bajo el chantaje del miedo de este burdo teatro gubernamental.

La pretensión de la asamblea ciudadana constituyente es hacer ver al pueblo que la constitución actualmente existente no nos sirve, ya que hoy en día, la carta magna se encuentran por debajo de los mercados, véase el ejemplo de golpe de estado económico sufrido por el país Griego o Italiano. El pueblo ha cedido la soberanía a los políticos que representan a los grandes lobbies económicos, y esta asamblea tiene como meta que el pueblo recupere su soberanía, donde caben todas las personas independientemente de su ideología.

El 19 de marzo de 2012 es el bicentenario de la "La Pepa", nombre popular que recibe la primera constitución española, determina la asamblea que este hito debería marcar el salto hacía la ciudadanía creando un nuevo proceso constituyente, o sea, la recuperación del poder en la ciudadanía.

El proceso constituyente es un proceso revolucionario y pacífico por el cual el pueblo construye su propia constitución, creando una democracia participativa donde el poder emana desde su base, este referéndum solicita la asamblea constituyente es totalmente legítimo, máxime cuando los ciudadanos menores de 50 años no ha tenido tan siquiera la oportunidad de votar la actual y única constitución que el legado de la dictadura puso sobre la mesa. Este proceso generará en la ciudadanía un cambio de modelo social y empoderamiento del pueblo, se hizo especial mención a lo largo de la asamblea a la falta de cultura política y del desvanecimiento por gran parte de los ciudadanos a reclamar los derechos que le son inherentes.

Cabe señalar la notable intervención de un profesor de teoría del derecho constitucional de la Universidad de Valencia, el cual ha participado en los procesos constituyentes de Venezuela, Bolivia y Ecuador, e indica que esta última es de las constituciones más avanzadas del mundo, donde queda plasmado inclusive el derecho medioambiental, resultaría impensable que aquí en España los árboles y plantas tengan sus propios derechos cuando a su vez son neutralizados los de la ciudadanía.

Igualmente indica este profesor que la Constitución es coyuntural para un determinado momento y lugar histórico, y que este proceso es indicativo de un cambio de modelo social, explica que él nunca se ha encontrado ligado al movimiento 15M o Democracia Real Ya, pero cuando supo de la convocatoria de Asamblea Constituyente se ilusionó porque afirma es la única vía por la cual el pueblo puede volver a recobrar el poder que le ha sido arrebatado.

Se prevé desde la asamblea, que el gobierno y sus medios de comunicación tacharán el proceso constituyente de "golpe de estado", de "dar un paso atrás", cuando el golpe de estado realmente lo han dado ellos. Demostrable en este caso por el bagaje histórico en las constituciones que se han ido cambiando mediante procesos constituyentes, todas ellas han sido un notable avance de mejora para los personas y sus pueblos.

Por último se crea una "caja económica" con la contribución voluntaria de los asistentes para sufragar los gastos que se generen en cartelería, pancartas y otros.

Se recuerda por parte de los representantes del 15M de Barcelona la manifestación internacional convocada el día 15 de enero de 2012, en todas las ciudades españolas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies