El Plan Provincial de Fomento de los Derechos Sociales 2009 financiará 1.713 puestos de trabajo

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, acompañado por el diputado del Área de Servicios a las Personas Dependientes y Derechos Sociales, Francisco Morales Zurita, ha presentado el Plan Provincial de Fomento de los Derechos Sociales de la Diputación, que para 2009 está financiado con 31,2 millones de euros.

 

Villalobos ha explicado que son cinco los grandes objetivos que persigue el Plan: seguir desarrollando y consolidando la Red Pública de Servicios Sociales a través de los 31 centros que dispone la provincia; impulsar y desarrollar la Ley de Dependencia en los municipios menores de 20 mil habitantes; apuesta por la calidad de los servicios prestados; continuar con la política de atención integral a las familias previniendo la exclusión social y, por último, consolidar y mejorar la Red Pública de Atención a las Drogodependencias y Adicciones.

En cuanto al impulso y desarrollo de la Ley de Dependencia en los municipios menores de 20 mil habitantes, el presidente de la Diputación ha manifestado que “actualmente somos la provincia con más usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio de toda España. Sólo con este Servicio, y para los grandes dependientes, atendimos en 2008 a 720 usuarios, con 51.317 horas de prestación”. Las previsiones para el primer semestre de 2009 es que se llegue a atender a algo más de 1.500 personas.

Asimismo, Villalobos ha explicado que con la aplicación de la Ley, se han alcanzado nuevos e importantes objetivos; un significativo incremento en la creación de empleo en la provincia, aproximadamente, por cada 2 grandes dependientes se genera 1 nuevo empleo; se ha producido una importante disminución en las listas de espera de los demandantes del Servicio de Ayuda a Domicilio; se ha reducido la carga económica de este servicio para los ayuntamientos, y se ha obtenido una mejor calidad en esos servicios prestados.

Como novedad, el máximo titular de la Diputación ha dicho que en ese apartado se pondrá en marcha un instrumento de apoyo para la calidad del Servicio de Ayuda a Domicilio. Se trata de un programa de captación de datos y generación de informes y estadísticas sobre los usuarios y solicitantes de los derechos derivados de la Ley de Dependencia. Un programa que facilitará un mayor y mejor seguimiento de todas las solicitudes formuladas.

En el apartado de atención integral a las familias, Villalobos ha avanzado que para este año la Diputación colaborará con la Junta de Andalucía en su servicio de adopciones y acogida familiar, con la finalidad de agilizar los trámites en este tema.

También, como novedad, el mandatario provincial ha dicho que se pondrá en marcha un sistema de apoyo, información y consejo terapéutico a través de Internet con respecto a la mejora en la atención a las drogodependencias, a la vez que se impulsará y fomentará la necesaria existencia de los Planes de Actuación Local en materia de drogas en todos los municipios sevillanos.

En cuanto a las características del Plan, el presidente ha expresado que se trata de una “apuesta que persigue garantizar la mejora del bienestar del ciudadano, a la vez que facilitamos en estos momentos de gran dificultad la creación de nuevos puestos de trabajo”.

Con el Plan se seguirá subvencionando a los Ayuntamientos con 1.320 euros por cada trabajador eventual que pase a indefinido o fijo. Los Ayuntamiento volverán a ser protagonistas ya que la apuesta de la Diputación por el municipalismo conduce a que el 62% del presupuesto del Plan sea íntegramente gestionado por los Consistorios. En 2008, los Ayuntamientos gestionaron directamente 15,7 millones de euros, y en este 2009 lo harán con 19,4 millones de euros.

Otro perfil destacado del Plan es que se sigue apostando por la Teleasistencia, una de las más “eficaces” prestaciones que se realizan, como ha apuntado Villalobos. A través de este servicio se asegura la permanencia en su domicilio de 4.300 mayores. La Diputación ofrece, incluso, esta prestación a aquellas personas que la necesitan aunque no hayan cumplido 65 años.

Entre las novedades que presenta esta año el Plan, Villalobos ha explicado que este año se elaborará un estudio sobre la situación de los Centros de Día, Hogares del Pensionista y Unidades de Estancias Diurnas de la provincia. Con este estudio se podrá planificar en el futuro políticas de apoyo a esos centros, encaminadas a incrementar la calidad de los recursos destinados a los mayores. Y en el ámbito de los mayores, están previstas las reformas en las residencias de San Ramón, de Marchena, y de Cazalla de la Sierra. En esta última, se llevará a cabo un programa de Turismo Rural para los mayores, que se realizará en colaboración con la Junta de Andalucía.

En materia de empleo, el presidente de la Diputación ha informado que sólo con la aplicación de la Ley de Dependencia, en la provincia se han creado 366 nuevos puestos de trabajo directo en los municipios. Ha dicho que esto es una realidad que va a más, ya que las previsiones para 2009 son sobrepasar, inicialmente, los 800 puestos de trabajo, sólo con la aplicación de la Ley. Ello supone un incremento inicial, con respecto a 2008, de 434 nuevos puestos de empleo directo en los municipios.

Éstos son datos iniciales que, como ha manifestado el presidente de la Diputación “somos conscientes de que con la entrada en aplicación del derecho para los dependientes severos, sabemos que cada vez será más necesaria la presencia del personal profesional relacionado con la Ley de Dependencia”. Además, Villalobos ha expresado que “en un año como este, de crisis, de destrucción de empleo, tenemos un Plan Provincial de Fomento de los Derechos Sociales que genera empleo directo en los municipios”.

Con el Plan se continúa realizando un esfuerzo considerable en la ampliación de profesionales para los equipos de los Servicios Sociales Comunitarios. Un aumento de personal, sobre todo en Trabajadores Sociales y personal de apoyo administrativo. Además, se sigue avanzando en el objetivo de dotar a los municipios de la figura del Educador en las plantillas.

Para 2009 la Diputación va a financiar en los Servicios Sociales Comunitarios de la provincia hasta 1.713 puestos de trabajo repartidos de la siguiente manera: 800 en aplicación de la Ley de Dependencia; 456 Auxiliares de Ayuda a Domicilio; 132 Trabajadores Sociales; 84 Educadores; 92 Auxiliares Administrativos; 56 Psicólogos; 18 Graduados Sociales; 18 Profesionales para Tratamiento Familiar y 57 Profesionales para Drogodependencias y Adicciones.

En total, 1.713 puestos de trabajo, una cifra que con la realización de una comparativa del Plan con respecto a años anteriores se traduce en que en 2007 el Plan contaba con una plantilla directa de 801 puestos de trabajo para su aplicación. En 2008 el Plan pasó a contar con una plantilla de 1.257 puestos de trabajo para su aplicación, con un incremento con respecto a 2007 del 56,93%. Y para 2009, el Plan pasa a contar con una plantilla de 1.713 puestos de trabajo, lo que significa un incremento con respecto al año anterior de casi un 35%, y de un 111,36% con respecto al año 2007.

En lo que respecta a las inversiones, la cuantía del Plan, que asciende a 31,2 millones de euros, la aportación se realiza con 16 millones de euros por parte de la Diputación, con un 52,3% del total del Plan. La Junta de Andalucía lo hace con 10,2 millones de euros, un 32,7% del Plan. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales aporta 1,3 millones de euros, y los Ayuntamientos lo hacen con 3,4 millones de euros.

Rodríguez Villalobos ha manifestado que se trata de un Plan “profundamente descentralizado en su aplicación” ya que el 62% de los fondos totales serán gestionados por los Ayuntamientos. El resto, un 38% serán gestionados por la propia Diputación para servicios directos a los municipios.

En cuanto a la aplicación por partidas de esos fondos; 6,6 millones de euros se destinan a la plantilla básica de los Servicios Sociales Comunitarios; 3,5 millones de euros serán destinados a las Drogodependencias y Adicciones; 1,1 millones de euros en Atención a Familias, y 12,9 millones de euros se destinan a la Atención a las Dependencias (se trata de la atención que desde la Diputación se presta, unida a la partida que llega procedente de la Junta de Andalucía para aplicación de la Ley de Dependencia).

Ese total (12,9 millones de euros) se distribuye de la siguiente forma: 4,6 millones de euros para los Servicios de Ayuda a Domicilio que se presta desde la Diputación y que permiten atender a más de 4.700 usuarios en la provincia; 2,6 millones de euros iniciales procedentes de los gobiernos central y autonómico para la aplicación de la Ley de Dependencia. A este respecto, el diputado provincial Francisco Morales Zurita, ha explicado que esa cifra aumentará hasta 8,4 millones de euros. El resto de esa partida económica de 12,9 millones de euros se aplicará para mantener las residencias y demás recursos que ofrece el Plan. Además, 7 millones de euros se destinarán a la realización de los programas comunitarios.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies