Cuatro fortificaciones medievales de la Sierra Sur y la Serranía Suroeste contarán con 1,5 millones para su rehabilitación

El pasado fronterizo entre los reinos cristianos y musulmanes que tuvieron muchas de las localidades sevillanas será a partir de ahora otro motivo de atracción turística. Ese es el objetivo que persigue la rehabilitación, a través de los fondos FEDER, de las fortificaciones medievales de aquella época que quedaron en muchos de los pueblos de la provincia.

Para conseguir esa puesta en valor, el programa Desarrollo Sostenible y Cohesión Social de Sierra Sur y Serranía Suroeste destinará 1,5 millones de euros para la restauración del Castillo de Estepa, Cote de Montellano, Castillo Hierro de Pruna y vestigios del antiguo Castillo de Osuna.

Así lo ha anunciado hoy el presidente de la Diputación en la reunión que ha mantenido con los alcaldes y alcaldesas de los municipios que participan en el citado programa, que aplicará los fondos FEDER que la entidad provincial ha asignado al desarrollo sostenible de las comarcas de la Sierra Sur y la Serranía Suroeste sevillana.

Concretamente, los primeros ediles de los veinte pueblos beneficiarios han constituido hoy la Mesa Territorial, que aportará nuevos proyectos e iniciativas concretas para financiar a través de esas partidas provenientes de Europa. Serán, en total, 11,63 millones de euros para incidir en ámbitos como la mejora de zonas empresariales y de espacios públicos, el fomento de la Sociedad de la Información, la mejora del entorno natural y de los recursos hídricos, y la construcción de centros para la convivencia y en el patrimonio monumental.

En ese contexto, Villalobos ha recordado que serán “casi 2.000 millones de las antiguas pesetas para un territorio con una población de 92.737 habitantes, en un entorno natural, patrimonial y etnográfico de los más privilegiados de la provincia de Sevilla”.

Así, esas cantidades irán a parar a los municipios de Aguadulce, Algámitas, Badolatosa, Casariche, Caripe, Los Corrales, Estepa, Gilena, Herrera, Lora de Estepa, Marinaleda, Montellano, Martín de la Jara, Osuna, Pedrera, Pruna, La Roda de Andalucía, El Rubio, El Saucejo y Villanueva de San Juan.

En palabras del presidente de la entidad intermunicipal, “esta apuesta persigue el desarrollo sostenible de esos enclaves urbanos que, aunque más alejados de la capital, deben disfrutar del mismo bienestar que los de la corona metropolitana”.

 

En lo que se refiere a las inversiones por cada uno de los ámbitos de actuación, el reparto destina 578.077 euros a la implantación de la sociedad de la información; 2.720.572 euros a la promoción económica; 847.924 euros a la mejora de la calidad ambiental; 3.937.209 euros a la mejora de la accesibilidad y la movilidad; 1.450.427 euros a la protección y preservación del patrimonio cultural; y 1.638.856 euros a la conciliación familiar y a la cohesión social.

Igual que ya hiciera el pasado miércoles en Cazalla de la Sierra, Rodríguez Villalobos ha aprovechado el encuentro con los veinte munícipes para recordar que la entidad provincial está receptiva “a todas las propuestas que nos hagáis a través de la Mesa Territorial, para aplicar sobre el territorio esas importantísimas inversiones”.

En opinión del presidente, con esa fórmula de trabajo “se marcarán prioridades, desde el consenso y el diálogo, para coordinar actuaciones, optimizar las inversiones y multiplicar esfuerzos, máxime en tiempos difíciles como estos”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies