Los enfermos de Alzheimer de ‘San Ramón’ ejercitan su memoria con innovadores métodos de tratamiento, pioneros en Andalucía


Se trata de una técnica no farmacológica que ralentiza el proceso degenerativo del paciente, mejorando su calidad de vida

La Diputación de Sevilla, a través de la Unidad de Estancia Diurna de ‘San Ramón’, ofrece un servicio innovador para el tratamiento del conocido ‘mal de Alzheimer’ que, en la actualidad, es pionero en toda la Comunidad Autónoma. Se trata de un nuevo método, la ‘Psicoestimulación’, que utiliza nuevas herramientas no farmacológicas, encargadas de entrenar la memoria del afectado a través de actividades de diversa índole, con un carácter lúdico para los enfermos. El objetivo de esta técnica conductual no es otro que ralentizar el proceso degenerativo del paciente, además de mejorar su calidad de vida. 

Aunque la evolución del Alzheimer en cada persona es variable, entre 2 y 10 años de duración,  existe una primera etapa de la enfermedad -fase temprana-, donde la ‘Psicoestimulación’ o ‘Programa Integral de Psicoestimulación Cognitiva Conductual’ tiene mayor incidencia. En concreto, el afectado debe estar en el primer o segundo estadio de la enfermedad porque, en su tercera y última fase, el paciente ya está en una situación muy avanzada para comenzar con el tratamiento. En este sentido, el perfil del usuario del centro suele ser un hombre o mujer de 65 años o mayor, que vive con su familia, y que tiene algunas dificultades con el lenguaje, cambios de humor y hábitos, así como un olvido progresivo y circunstancial de nombres, o incluso, una memoria deteriorada que sólo recuerda hechos lejanos. 

La importancia del método radica en su función práctica y participativa. De hecho, el éxito de la actividad radica en la puesta en marcha de talleres especializados que estimulan la memoria lejana e inmediata, mantienen viva la conciencia y facilitan la coordinación de los movimientos corporales. En este sentido, el Centro de ‘San Ramón’ trabaja este tratamiento desde 2004. No obstante, año tras año, diseña nuevas terapias de actuación. Actualmente, en su programación constan talleres de musicología, horticultura, reconocimiento de objetos, orientación personal y memoria biográfica, entre otros. Para su realización cuentan de una duración determinada, dependiendo de la tarea, y con profesionales específicos en la materia; psicólogos, terapeutas, fisioterapéutas y trabajadores sociales. 

Esta Unidad de Estancia Diurna, a fecha de hoy, cumple una doble función. Por un lado, el objetivo es que los pacientes se sientan tratados como en casa,  a la vez que se ralentiza el proceso degenerativo y, por el otro, los cuidadores, sin desatender a sus familiares, pueden seguir trabajando, además de contar con el apoyo moral de los profesionales. Acerca de este novedoso método, según el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos “trabajamos para mejorar la calidad de vida de estos ciudadanos y así, no sólo atendemos al enfermo con técnicas pioneras y reconocidas a nivel nacional, sino que nos preocupamos por los cuidadores familiares, ofreciéndoles un Centro gratuito, abierto 10 horas al día, en el que se cuida la alimentación del paciente a través de una dieta personalizada, y se crea un vínculo de comunicación directa entre el profesional de la Unidad y el cuidador”. 

En todo este proceso continuado, la rutina diaria y el contacto físico con el paciente son elementos imprescindibles, ya que contrarrestan los efectos del Alzheimer, como el aislamiento, además de romper todo tipo de conductas agresivas que ocasiona la pérdida de la memoria ya sea a corto, medio o largo plazo. 

En paralelo, las instalaciones de ‘San Ramón’, a través de un minucioso estudio, fueron adaptadas hace unos años para el tratamiento del Alzheimer. Colores pasteles para las paredes, con tonalidades diferenciadas en cada sala, ya que transmiten sensación de tranquilidad y relax; dimensiones amplias y una buena ventilación. La decoración también cumple características proxémicas, de orientación en el espacio, objetos de gran tamaño como relojes, calendarios y fotografías con los nombres de los usuarios. En total, La Unidad de ‘San Ramón’ cuenta con más de dos mil metros cuadrados, distribuidos en tres salas de terapia, un comedor, un gimnasio y un patio.
 
Para abrir las puertas a la labor del Centro, la institución provincial va a editar un libro en colaboración con la Universidad de Sevilla, ‘Atención integral a las personas con Alzheimer y a sus familias’. Se trata de una guía práctica de las actividades y los talleres que se realizan en la Unidad Diurna, con la que “se pretende transmitir todos los conocimientos de los profesionales en esta enfermedad  a técnicos, especialistas y familiares”, ha manifestado Villalobos. Además, ha añadido, “enseñamos a las familias nuevas pautas de comportamiento para tratar al enfermo y paliar la carga emocional”. 

Tanto es así que, en los últimos tiempos, el 65 por ciento de los familiares que cuidan directamente al enfermo sufren cambios sustanciales en sus vidas y una importante merma de su salud física o psíquica. Incluso el 20 por ciento de ésos familiares padecen un cuadro denominado “Burn-Out” o síndrome  del cuidador quemado. Además, en la actualidad, en el 90 por ciento de los casos de Alzheimer en la provincia de Sevilla,  como el afectado aún tiene movilidad, muchos familiares prefieren atenderlo en su propia casa, hecho que supone una gran carga emocional  y económica para los cuidadores. Una situación para la que “hay remedio gracias a Unidades de Día como la de ‘San Ramón’, y a acciones dentro de La Ley de Dependencia que ponemos en marcha desde la Diputación de Sevilla”, según Villalobos. 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies