Nuevas Generaciones pide una línea de autobús nocturna que una Alcalá con Sevilla

Nuevas Generaciones de Alcalá de Guadaíra ha pedido esta mañana, en rueda de prensa, una línea de autobuses nocturna que pueda unir Alcalá con Sevilla los fines de semana y, con ello, permitir a los jóvenes alcalareños una alternativa al coche, además de denunciar las deficiencias que la localidad sufre en la red de transportes urbanos e interurbanos.

según ha indicado el presidente de NNGG de Alcalá, Luciano Borrego, “la línea 121 (Sevilla-Alcalá de Guadaíra) se interrumpe a las 1:30 horas y se reanuda a las 6 de la mañana, por lo que tenemos que manifestar nuestra preocupación por la ausencia de este servicio sobre todo los fines de semana”. Asimismo, Luciano Borrego ha recordado que “el alcohol y la conducción no son compatibles por lo que reclama una solución”.


Además, el presidente de los jóvenes del PP en Alcalá, ha señalado, que otras líneas de gran importancia también sufren deficiencias a la hora de su comunicación con la capital y con las localidades de alrededor. “La línea 104 (Alcalá de Guadaíra-Hospital Valme) tiene una frecuencia de paso muy tardía, además de que sólo pasan tres autobuses, mientras que la línea 133 (Sevilla-Dos Hermanas (por Olivar de Quinto) pasa cada hora y media”.


Luciano Borrego también ha criticado la ausencia de marquesinas en la mayoría de las paradas, lo que obliga a los usuarios a “sufrir directamente las inclemencias meteorológicas, tanto el calor y las altas temperaturas en verano, como el frío y la lluvia en época de invierno”.


Por último, el presidente de NNGG en Alcalá también ha hecho mención a la situación de los autobuses urbanos, los cuales “carecen de aire acondicionado, por lo que la situación en estos meses de verano está siendo insoportable”.


Por su parte, Pepelu García, presidente de NNGG en Sevilla, ha lamentado las carencias en transporte que tiene una ciudad como Alcalá. “No entendemos cómo los jóvenes alcalareños no tienen ni autobús, ni metro, ni cercanías que los una con la capital”, por lo que ha reclamado al alcalde, Gutiérrez Limones, “que deje al lado sus ambiciones políticas y que trabaje por y para los alcalareños”, instando a “la implantación inmediata” de una línea de autobuses nocturna y a que se agilicen los trabajos para la finalización del tranvía, “para que éste deje de ser una foto para convertirse en realidad”.


Dimisión del delegado de Tráfico


Por otra parte, NNGG se ha sumado a la petición del Partido Popular de Alcalá en la que piden a Gutiérrez Limones que destituya al delegado de Tráfico, Manuel García Torres, tras duplicar, en un control de la Guardia Civil, la tasa de alcoholemia permitida el pasado 7 de junio, cuando se encontraba coordinando el dispositivo de seguridad de las elecciones europeas y del domingo de Feria.


Para Luciano Borrego y Pepelu García, “un cargo político con una responsabilidad tan importante como la del delegado de Tráfico no puede dar una tasa de 0,51 en un control de alcoholemia, ya que no es buen ejemplo para los jóvenes alcalareños, por lo que pedimos al alcalde que destituya cuanto antes a García Torres por el bien de Alcalá y de la juventud de nuestra ciudad”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies