La mediación juvenil sigue sumando adeptos en Alcalá

Un total de 21 alumnos de la ESO de los institutos alcalareños Doña Leonor de Guzmán y Alguadaíra han asistido en el Centro de Servicios Sociales a una sesión formativa para la resolución de conflictos en el entorno escolar, dentro del programa impulsado a través del RELAS (Red Local de Acción en Salud) por el Ayuntamiento, el Distrito Sanitario Sevilla Sur, el Centro de Profesorado (CEP) y los Ies de la localidad.

En lo que va de curso, la formación de mediadores ha pasado ya por el instituto Tierno Galván, el Cristóbal de Monroy, el Alguadaíra y el Doña Leonor de Guzmán, y quedan pendientes varias sesiones con un grupo del Monroy y cuatro más del instituto Albero. A su término, este año la experiencia alcanzará a más de 160 estudiantes y 40 profesores, que engrosarán la nómina de mediadores juveniles alcalareños.

Según la delegada municipal de Servicios Sociales y Familias, Mariló Gutiérrez Peral, con la mediación juvenil, “en la que llevamos 4 años trabajando con buenos resultados, avanzamos en un modelo de convivencia en los centros educativos en el que cobran fuerza el diálogo y el consenso en detrimento de las expulsiones y los partes de incidencia”. Según Gutiérrez, el objetivo final es aplicar esta fórmula a toda la comunidad educativa, incluyendo también en el proceso a los padres.

La mediación en convivencia y salud forma a estudiantes de secundaria y bachillerato en la resolución de conflictos de todo tipo: desde posibles agresiones a insultos, pasando por críticas o situaciones derivadas de las relaciones diarias en el entorno escolar.

Con este sistema los jóvenes adquieren habilidades sociales y conocimientos que les son válidos para su vida personal, en la relación con sus padres y demás personas de su entorno.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies