El Ayuntamiento inserta laboralmente a jóvenes con discapacidad intelectual

El itinerario ha formado a 15 personas con discapacidad intelectual, que desde hoy están destacadas como ayudantes de ordenanza en empresas privadas y organismos públicos de la ciudad

Los alumnos del itinerario de auxiliar de servicios del Proyecto Atticus, jóvenes con discapacidad intelectual, comienzan hoy su período de prácticas en grandes empresas del sector privado y organismos públicos de la ciudad, donde estarán destacados como ayudantes de ordenanza. Algunos de estos centros de trabajo serán los institutos de secundaria, cuyos directores han firmado para ello un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de la localidad.

Según el alcalde Antonio Gutiérrez Limones, quien suscribe el convenio con los directores de los IES alcalareños, el Proyecto Atticus se vale de un modelo dinámico de aprendizaje en el que los nuevos conocimientos y las destrezas para desarrollar competencias permitirán la incorporación de estas personas al ámbito laboral, que es en definitiva uno de los principales objetivos del programa. Ha añadido que el motor de esta iniciativa es la necesidad de responder con una formación especializada y de carácter inclusivo desde el ámbito público municipal a las demandas de formación para el empleo que los jóvenes con discapacidad intelectual requieren actualmente.

Los nuevos auxiliares de servicios realizarán sus prácticas en el Ayuntamiento, Casa de la Cultura, Centro de Servicios Sociales, Aossa Sport, Centro Comercial Los Alcores, ITV de Alcalá de Guadaíra, Leroy Merlin, Protelsur, Residencia La Milagrosa, General Dinamics Santa Bárbara Sistemas y los IES Albero, Alguadaíra, Doña Leonor de Guzmán, Cristóbal de Monroy y Tierno Galván.

Las personas beneficiarias de este itinerario, cuya parte teórica se ha llevado a cabo en una de las aulas del Centro de Servicios Sociales en horario de mañana, concluirán su formación a finales de junio. Habrán completado entonces más de 750 horas de instrucción, de las cuales 450 corresponden a formación teórica y 300 de prácticas profesionales.

Los contenidos formativos se han basado en el Programa de Cualificación Profesional Inicial 305_1. Familia profesional: Administración y gestión. Dicho programa ha sido adaptado al colectivo beneficiario para una mejor asimilación y un mayor conocimiento del puesto de trabajo por desarrollar.

El itinerario ha sido coordinado y tutorizado por técnicos del Proyecto Atticus. La formación se ha realizado en colaboración con la empresa Antaya (Centro Especial de Empleo) con sede en Alcalá de Guadaíra y que se ha encargado de la formación específica. Por su parte la Asociación Alcalareña de Educación Especial (AAEE), que ha colaborado en el diseño de itinerario, ha asumido la formación transversal y habilidades sociales, así como el apoyo y autorización de los beneficiarios y sus familias.

La empresa designará a un tutor para las prácticas, de entre sus empleados, que coordinará junto al técnico de seguimiento del Proyecto Atticus, el control y la supervisión del normal desarrollo de éstas, correspondiéndole a ambos la elaboración del programa que habrán de desarrollar los participantes.

Una vez finalizado el periodo de prácticas con total aprovechamiento por parte del participante, la empresa colaboradora expedirá un certificado acreditativo de las mismas, donde se indicará el número total de horas realizadas, fecha de inicio y finalización, y descripción de las tareas realizadas.

El periodo de prácticas tendrá la duración de 300 horas, una jornada de cinco horas diarias de lunes a viernes, distribuidas de acuerdo con el normal funcionamiento de la empresa y con fecha de inicio y finalización concretas.

Por su parte, la empresa colaboradora podrá contar con el Servicio de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, para realizar procesos de preselección de candidatos para los puestos que necesite cubrir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies