El Ayuntamiento mantiene todas las bonificaciones y exenciones en las ordenanzas fiscales de 2011

Las ordenanzas fiscales para 2011 mantendrán la actual línea de gestión de los tributos municipales sin introducir cambios significativos con respecto al ejercicio de 2010. Así lo ha asegurado hoy la portavoz municipal, María José Borge, tras la aprobación en Pleno, con los votos a favor de PSOE, IU y PA de unas ordenanzas que garantizan la continuidad en la gestión tributaria municipal basada en su carácter social y participativa.

La modificación de los tributos municipales se limitará a una actualización de acuerdo con el IPC interanual del mes de julio, que en este caso es del 1.9%, por debajo del IPC actual; medida que no afectará a la tasa de licencia de apertura de establecimientos y prestación de otros servicios que vuelve a congelarse por tercera vez.

El proyecto de modificación tiene como objetivo, por un lado ayudar a los ciudadanos a superar la crisis económica actual con actuaciones como la contensión de la presión fiscal, el mantenimiento de todos los beneficios fiscales existentes. Otro objetivo es acercar la administración tributaria al ciudadano a través de todo un proceso de modernización de la gestión.

Como novedad, estas ordenanzas fiscales incorporan dos nuevas tasas, la de otorgamiento de licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos y la de regulación de la prestación del servicio municipal de medición y control de ruidos en locales y establecimientos.

María José Borge ha hecho hincapié en que "ninguna subida que depende del Ayuntamiento es superior al IPC interanual y que la variación se aplicará sobre los precios y tasas de hace dos años, puesto que en 2010 se mantuvieron congelados los impuestos".

Asimismo ha insistido que teniendo en cuenta el escenario económico adverso que atravesamos, la subida será equilibrada y ajustada al propio crecimiento del IPC.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies