El Ayuntamiento procede al derribo de construcciones ilegales conforme a ley

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha procedido esta mañana a la demolición de una construcción ilegal dentro de su término municipal, a la que seguirán otras que igualmente no se ajustan a la Ley.

Se trata de construcciones en suelo no urbanizable que por tanto no son legalizables, y el Ayuntamiento actuará con ellas conforme a Ley.

El Consistorio está tramitando numerosos expedientes de disciplina urbanística de los que 5 ya cuentan con autorización judicial de entrada para el correspondiente derribo, que se seguirán ejecutando conforme a los plazos que administrativamente se disponga en las autorizaciones. Se trata de construcciones en urbanizaciones tales como La Calerilla, La Ruana, Valdecabra o Claverot, e incluso para construcciones de carácter industrial, por ejemplo en Palmete, también ilegales.

El derribo de hoy corresponde a una actuación municipal de protección de la legalidad urbanística. El expediente se abrió en marzo de 2007 por el área de Servicios Territoriales por la ejecución de unas obras sin licencia en La Calerilla C/ Segunda ordenando la suspensión de las obras, y teniendo constancia municipal de la notificación a los interesados. Instruido el procedimiento, la orden de demolición de la vivienda se remonta a agosto de 2007, haciéndolo constar igualmente a los propietarios.

Tras no procederse la demolición por parte de los interesados, es el Ayuntamiento el que debe restaurar el orden jurídico perturbado pidiendo autorización judicial para entrar en la vivienda. La autorización para este caso la concedió el juzgado de lo Contencioso Administrativo nº9 de Sevilla.

Asimismo, en el Ayuntamiento consta desestimado el recurso de apelación interpuesto por los interesados contra la autorización de entrada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies