Respuesta municipal a las críticas del PP y PA contra el Delegado de Seguridad y Tráfico

La portavoz del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, María José Borge, ha explicado que es cierto que el concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel García Torres, en un control de alcoholemia rutinario urbano dio positivo. Como consecuencia de ello, se interpuso una sanción administrativa que abonó.

En tal sentido, Borge ha reiterado que el resultado ha sido una mera sanción y no un delito contra la seguridad del tráfico ya que no superaba la tasa de alcoholemia exigida para esa consideración.

Como cualquier vecino de Alcalá que durante una feria puede ser sometido a un control de alcoholemia, el concejal ha asumido su responsabilidad y ha cumplido con los requisitos que le marca la ley, que es el pago de la sanción correspondiente.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies