El Ayuntamiento aprueba un plan de austeridad para los próximos tres años con un ahorro de 4 millones de euros

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha aprobado un plan de austeridad para los años 2010-2012 que tiene como objetivo la recorte del gasto ante la previsión de reducción de impuestos garantizando una optimización de los recursos sin mermar en ningún momento la cantidad ni calidad de los servicios prestados a ciudadanos y empresas.

Dicho plan de austeridad, supondrá un ahorro del 20% que según ha anunciado la delegada de Hacienda y portavoz municipal, María José Borge, se estima en aproximadamente 4 millones de euros en este periodo.

Este programa contiene una serie de medidas, algunas ya en marcha, que pasan por la reducción de los gastos corrientes y de personal.

Concretamente en cuanto a los gastos corrientes se prevé la reducción en protocolo, comunicación, mensajería, gastos de oficina, teléfonos, luz y agua, etc; y para el capítulo de personal la congelación de sueldos de altos cargos y personal de confianza, y la contención de gratificaciones de servicios extraordinarios o el incremento salarial de los trabajadores exclusivamente en el porcentaje que marque la Ley de presupuestos.

La portavoz ha señalado que pese a la contención, la optimización de los recursos permitirá que se antengan las políticas sociales, más es esta época en la que es necesario ayudar a las familias. Pero además se mantendrán las inversiones en políticas de empleo, deportivas o culturales, para que el ciudadano siga manteniendo unos servicios acorde a una ciudad como Alcalá.

María José Borge entiende que éste es un plan hecho con gran esfuerzo, desde la seriedad y la responsabilidad de gobernar, que responde tanto a la situación económica actual como a las necesidades de los ciudadanos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies