El Ayuntamiento apoya a la Junta en su decisión de rechazar la extracción de palmitos de Gandul en defensa de los restos arqueológicos

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, a través de la delegación de Patrimonio y Agenda XXI ha mostrado su satisfacción y se congratula con la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía por la negativa a la petición de la marquesa de Gandul de ejecutar trabajos de extracción de palmitos en una superficie de más de 40 hectáreas forestales de la finca “Gandul”; actuación que afectaría negativamente a los restos arqueológicos de la zona.

Según el informe, los terrenos objeto de la intervención y a los que se refiere la Comisión Provincial de Patrimonio, están ubicados dentros de la Zona Arqueológica El Gandul, declarada Bien de Interés Cultural y que, por tanto, gozan de la máxima protección patrimonial.

La actividad propuesta, con empleo de maquinaria o manual, afectaría negativamente a los restos arqueológicos que suyacen bajo la superficie de 41,96 hectáreas de palmitos.

En el informe se explica que las distintas labores agrícolas que se han realizado en reiteradas ocasiones, también con entresacas de palmitos, han desencadenado consecuencias “muy negativas” sobre los valores patrimoniales.

De esta forma la Comisión Provincial de Patrimonio coincide con el Ayuntamiento en la importancia que tienen en el entorno los palmitos en su valor paisajístico y los restos arqueológicos en su valor cultural.

Bajo estas 41,96 hectáreas se encuentra parte de la ampliación de la ciudad romana, que inicialmente se desarrolló sobre la meseta de “el Toruño”. También una vía funeraria o sacra, a lo largo de la cual se extendía una de la necrópolis y algunos edificios públicos como el anfiteatro.

Gandul está declarado BIC y cuenta además con el Plan Especial de Protección del Medio Físico de la Provincia de Sevilla. En el estado actual de la delimitación de yacimientos arqueológicos de Gandul-Las Canteras, la mayor parte del área se halla bajo protección arqueológica, bien mediante la delimitación de yacimientos aislados, bien mediante la inclusión de los sectores Mesa de Gandul, Dehesa de Gandul, Las Canteras y Eucaliptal de las Canteras en el yacimiento de Gandul.

Por su parte, la decisión tomada por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta se ajusta al Plan Especial de Protección del Medio Físico precisa protección integral en todos aquellos terrenos identificados como yacimientos arqueológicos en los que prohíbe expresamente la realización de cualquier actividad constructiva o transformadora del medio. Cualquier actuación sobre dichos bienes sólo puede venir de la mano de la conservación, consolidación y rehabilitación, y necesita de la autorización autonómica.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies