Izquierda Unida denuncia la peligrosa actuación de la administración de Limones en la 8ª marcha por el Guadaíra

Izquierda Unida los Verdes, participante de la 8ª Marcha al Parlamento de Andalucía para reivindicar el cumplimiento del Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del río Guadaíra, quiere denunciar públicamente la dejadez a la que la administración local de Alcalá de Guadaíra ha sometido a los manifestantes.

La marcha a la que asistían cientos de personas, ha transcurrido durante 16 kilómetros desde Alcalá hasta Sevilla y de manera obligada ha pasado por la autovía A-92, pues bien, desde su salida a la carretera en el conocido puente peatonal del Flex y hasta la llegada al polígono la red, los manifestantes no han estado acompañados por la policía, cuestión que ha hecho muy peligrosa la manifestación, que ha visto como junto a las personas pasaban a menos de medio metro, coches que no esperaban una manifestación sin señalizar y sin cortar el tráfico, han sido los propios organizadores, los que armados con las banderas andaluzas que portaban los que intentaban desviar el tráfico a la altura del túnel de las obras de la nueva Autovía S-40. Y no ha sido hasta la llegada al polígono la red cuando la Guardia Civil primero y la policía local de Sevilla después, han acompañado a los manifestantes hasta llegar al Parlamento, cortando un carril para el fluido paso de los caminantes y haciendo segura la movilización ecologista desde ese momento.

Desde Izquierda Unida los Verdes, entendemos que una de las principales funciones de una administración local es velar por la seguridad de sus ciudadanos, y no por dejar de comulgar con lo que estos exigen, se les debe someter a la dejadez demostrada hoy por la administración del PSOE, que podría haberse tornado en tragedia para desgracia de todos. Es deber del gobierno local asegurar por la seguridad de una manifestación convocada legalmente.

Exigimos por tanto, que desde el consistorio alcalareño un portavoz del gobierno de Limones pida disculpas, por esta nueva demostración de incapacidad en la gestión, a todos los manifestantes que dignamente han caminado durante más de 16 kilómetros para exigir algo que a todos los alcalareños nos pertenece, un Guadaíra blanco y verde.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies