Lola Aquino lamenta el robo y desvalijamiento del antiguo mercado y pide un cierre digno

La candidata andalucista a la Alcaldía de Alcalá de Guadaíra, Lola Aquino lamenta el triste fin al que se ha visto abocado el antiguo mercado de abasto de Alcalá, el robo y el desvalijamiento para vender sus restos como materiales de reventa, por lo que pide al alcalde que actúe y evite el robo en esta infraestructura municipal.

Lola Aquino critica que esto haya sucedido y que no se haya previsto un desmontaje coordinado de los elementos que pudieran tener valor económico o que necesitaran tratamiento especial de reciclaje o eliminación, máxime cuando en la aprobación inicial del PGOU viene recogido el inmueble como protegido en nivel 2.

Lola Aquino, quien ya propuso en su día un concurso de ideas para el futuro uso del solar, insiste en la necesidad de dar "una despedida digna a las cientos de familias para las que este mercado fue su manera de vivir, porque han sido casi cinco décadas las que el mercado ha sido un punto de encuentro de la sociedad alcalareña, así como uno de los baluartes de la identidad local de Alcalá".

Lola Aquino aboga por dar una despedida digna y acorde a lo que han representado estos 47 años de funcionamiento del mercado viejo, "años que han estado cargados de buenos, regulares y malos momentos, pero que han supuesto la forma de vida de muchas familias y el punto de encuentro de otras muchas que históricamente han comprado siempre en el mercado. Todas estas familias, y el propio edificio, se merecen una despedida digna".

Por todo ello Lola Aquino ha propuesto realizar una muestra fotográfica retrospectiva de lo que ha sido este casi medio siglo del mercado de abasto de Alcalá. La muestra, que tendrá lugar en la nueva plaza de abasto, será a juicio de la andalucista, "una forma de dar este digno adiós".

No obstante, Lola Aquino quiere recordar a Limones que al solar que actualmente ocupa el viejo mercado de abastos hay que darle un uso, y que la definición del mismo no puede demorarse en exceso ya que si no se correría el riesgo de que pase lo mismo que ya está pasando con otros edificios municipales como la antigua Comisaría del Derribo o la Casa Ibarra, que se están viniendo abajo.

En el momento de crisis actual, las administraciones públicas deben poner en uso todos los recursos a su alcance que sean capaces de generar empleo, riqueza o movimiento económico que provoque los dos anteriores. En este caso, según Lola Aquino, el solar que ocupa el antiguo mercado se encuentra en pleno corazón de Alcalá, a 2 minutos de La Plazuela, y está absolutamente infrautilizado.

Los casi 1.900 metros cuadrados de solar permiten muchas posibilidades. Teniendo en cuenta que por la parte de la calle Gandul se podrían construir hasta dos plantas y hasta dos o tres por la cara opuesta, para aparcamientos y para carga y descarga, el abanico de usos es muy amplio. El edificio actual, que data de 1963, tiene una superficie construida de 3.800 metros cuadrados.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies