Lola Aquino: “La situación de la Justicia en Alcalá es inviable y necesita una solución definitiva”

La falta de plan de evacuación, el hacinamiento de trabajadores, barreras arquitectónicas y la falta espacio adecuado para proteger los archivos son algunos de los problemas actuales de los juzgados de Alcalá

"Los trabajadores están hacinados, no existe un plan de evacuación y las barreras arquitectónicas obligan a tomar declaración en la calle a las personas de movilidad reducida. Todo esto hace inviable el edificio judicial de la Plaza del Duque de Alcalá, que sigue funcionando en unas condiciones realmente preocupantes para los trabajadores y para la ciudadanía que acude a tramitar sus gestiones".

Así de tajante se ha mostrado esta mañana la candidata andalucista a la Alcaldía de Alcalá de Guadaíra, Lola Aquino, quien ha estado apoyando a los trabajadores públicos y profesionales que realizan su trabajo en el ámbito judicial alcalareño y que hoy se han concentrado ante la sede judicial alcalareña que ha sido cerrada dos veces en seis semanas para pedir una nueva sede en la que se reunifiquen los servicios judiciales y se mejore la calidad del servicio.

Lola Aquino ha conocido de primera mano los graves problemas que tanto este colectivo de trabajadores como gran parte de la ciudadanía sufren a diario al acudir a esta sede judicial. Además se ha sumado a la recogida de firmas para pedir una rápida solución al conflicto y ha puesto a disposición de los trabajadores el Partido Andalucista de Alcalá, que además, colaborará con ellos en la recopilación de firmas por toda la ciudad.

La candidata andalucista ha explicado que "no existe plan de evacuación, ya que a la segunda planta solo puede subirse por unas escaleras. En la sala del servicio común del Partido Judicial con solo 25 metros cuadrados, trabajan hacinados 7 funcionarios y además deben atender al público".

"Otra de las razones – argumenta Lola Aquino- es la falta de espacios para dedicar a archivo, viéndose los trabajadores a usar el hueco de la escalera, quedando al alcance del público documentación que debería estar custodiada y bajo seguridad".

"Tampoco es de recibo que por la falta de espacio, víctimas y acusados, detenidos y denunciantes, tengan que compartir espacio por la falta de lugares disponibles, lo que da una muestra más de lo realmente inviable del edificio para acoger todos estos servicios y lo inviable también de la situación actual".

"A la falta de espacio, se suma las innumerables barreras arquitectónicas que obligan, de manera absolutamente indigna, a tomar declaración a las personas de movilidad reducida en plena vía pública".

El problema de la Justicia alcalareña, insiste Lola Aquino, es que además las dos sedes judiciales están separadas por más de medio kilómetro de distancia, por lo que funcionarios y abogados entre otros, se quejan de las graves inconveniencias que esta realidad tiene en su día a día.

Lola Aquino quiere hacer llegar al alcalde de Alcalá que va a el Partido Andalucista está claramente dispuesto a encontrar una solución a este grave problema tras años de promesas incumplidas. Para ello, la andalucista pide un plan de futuro para este servicio tan importante, mostrando su voluntad a llegar acuerdos y a dialogar con otras administraciones, herramientas que el PA pondrá también a disposición del gobierno local y de la ciudadanía alcalareña, en busca unos servicios públicos y de calidad.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies