El Partido Andalucista denuncia que el Gobierno Local lo que pretende con la privatización de la gestión de la piscina cubierta es la “aligeración” de la plantilla sin tener en cuenta la calidad de los servicios

El Partido Andalucista en Alcalá se quiere sumar y apoyar las reclamaciones de las dos fuerzas sindicales principales en el Ayuntamiento (UGT y CCOO), en su lucha por el mantenimiento de los puestos de trabajo municipales en la piscina cubierta y que están amenazados de muerte por el proyecto que baraja el Equipo de Gobierno Socialista de ceder la gestión de la instalación a una empresa privada.
A los andalucistas ya no le resulta chocante la actitudes del PSOE, que se considera progresista, y hace gala de ello,  pero en cambio pone en marcha este tipo de medidas más cercanas a las políticas conservadoras de por ejemplo la Sr. Aguirre en Madrid. Para el PA esta actitud del PSOE de predicar una cosa y hacer lo contrario no es nueva y lo ejercita allá donde esté, independientemente de la instancia administrativa que sea.

Francisco Rubio, portavoz andalucista en el Ayuntamiento, duda de que con la privatización de la gestión de la piscina cubierta se mejore en atención al ciudadano y en calidad en el servicio, máxime cuando en el fondo lo que se persigue es prescindir de unos trabajadores, que llevan sus años a la espalda soportando una gestión nunca cuestionada, o por lo menos nunca ha sido comunicado a la oposición lo contrario.

En el fondo lo único que se trasluce de esta iniciativa, por cierto no informada en absoluto al Grupo Municipal Andalucista, es aligerar el personal municipal sin tener en cuenta la calidad de los servicios, con el agravante de que ni siquiera se ha posibilitado, por parte del Ayuntamiento, que los ocho puestos de trabajo deban ser subrogados por la empresa privada, por lo que engrosarán en septiembre, si nadie lo remedia, las listas del paro.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies