El Partido Andalucista denuncia: El nuevo PGOU no es sostenible ni quiere serlo

“No es sostenible un desarrollo que preserve los recursos naturales a costa de disminuir la renta, el nivel de empleo o la calidad de vida, que aumente el riesgo de estancamiento o que suponga un freno a las tendencias dinamizadoras”. (Párrafo extraído de la memoria de ordenación, página 5 párrafo 3)

Los andalucistas piensan que no es sostenible ningún desarrollo que resulte a costa de los recursos naturales, ni sea capaz de mantenerlos.

Para los Andalucistas de Alcalá de Guadaíra, la frase anterior, recogida en la memoria de ordenación, es “demoledora e impensable” en un documento que aspire a convertirse en un Plan de Ordenación Urbanística sostenible y claramente responde a toda la filosofía que traslada el Plan, donde predomina el valor económico del suelo y el crecer por crecer, “sin tener en cuenta ni la ciudad que somos, ni la ciudad que queremos ser, ni los recursos naturales que perdemos”.

La frase no responde a un error, según Francisco Rubio, Portavoz Andalucista, sino que refleja actitudes y objetivos a la hora de elaborar al plan, se ubica incluso en las primeras páginas de la memoria de ordenación, aquellas donde se marcan las líneas generales.

Para el Gobierno de Limones, según Rubio, lo importante es poner en carga cuantos más metros cuadrados de territorio mejor y si no han puesto más es porque el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) se lo impide, “a costa de nuestro mayor preciado bien como ciudad, nuestro territorio”.

Rubio comenta que “desde el Gobierno se tenderá a desacreditar nuestra denuncia, que si la hemos sacado de contexto, que si los insostenibles somos los andalucistas, pero la verdad es que la frase está clara y concreta dentro de la documentación del Plan y que nosotros no la hemos redactado”.

Las alegaciones que han presentado los andalucistas van encaminadas a intentar hacer sostenible un plan así “que difícilmente podrá serlo” dice Francisco Rubio.

Entre las líneas maestras de las alegaciones, sus objetivos buscan moderar sensiblemente el suelo considerado urbanizable, sobre todo el residencial. Junto a esto se plantean modificaciones y refuerzos de las vías urbanas, creando aparcamientos y recogiendo la figura de Parque Cultural para la Cornisa de Los Alcores en su totalidad. También se contempla la recuperación completa del Río Guadaíra, entre las 70 alegaciones presentadas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies