PA:"Junta y Limones pactan retrasar más el Tranvía de Alcalá por los problemas de financiación del Ayuntamiento"

El PA lamenta que Limones use su mala gestión económica como excusa para ayudar a la Junta a retrasar obras públicas. Más de la mitad de la infraestructura, apunto de terminarse quedará abandonada dos años

El Partido Andalucista de Alcalá de Guadaíra lamenta que el Tranvía de Alcalá se vea afectado por la reprogramación de las obras públicas de la Junta de Andalucía y que lo ya construido quede abandonado durante al menos dos años.

Este último tramo es el encargado de enlazar con la Línea 1 del metro. Además ya ha sufrido retrasos durante su tramitación. Sus obras fueron adjudicadas en enero de 2010 con una duración de 20 meses, (que ahora serán al menos 27), de modo que si todo se cumple, el Tranvía no arrancará hasta 2013 ó 2014.

Los andalucistas entienden ahora la visita de la consejera de hace unas semanas. "Rosa Aguilar vino a hacerle un favor a Limones, ocultando su mala gestión económica. Limones y Aguilar han decidido retrasarlo varios meses por la falta de crédito municipal" dice el Portavoz Andalucista, Francisco Rubio.

"Resulta curioso que Aguilar anuncie la culminación de los dos tramos urbanos en unos meses y días después retrase el último tramo, siendo el menos visible pero el más necesario para su puesta en marcha. Es una medida ilógica y sin sentido que no saca partido a la inversión ya realizada".

Para Francisco Rubio, "Limones ha aprovechado la necesidad de la Junta de reprogramar sus obras, para ocultar la falta de crédito municipal para pagar el Tranvía, vendiéndolo como una presa fácil, en lugar de trabajar por agilizarlo".

Este problema ya lo avisó el Partido Andalucista en el mes de mayo. La razón es que el compromiso de cofinanciación del Tranvía de Alcalá recoge pagos municipales por valor de 11 millones de euros en 2011, 5 millones en 2012 y 6,6 millones en 2013.

Estos pagos se iban a afrontar con créditos bancarios, pero la medida de Zapatero impide pedir créditos a los ayuntamientos el próximo año. Con esta decisión "Limones retrasa los problemas económicos municipales hasta después de las Elecciones, consiguiendo que se vean estaciones y vías que estarán dos años abandonadas, pero que quedarán muy bien en las fotografías".

"Así Limones oculta su decepcionante gestión económica y la Junta ahorra varios millones de euros reprogramando la obra pública". La única que pierde es la ciudad, que no verá funcionar el Tranvía hasta 2013".

Francisco Rubio lamenta que se cumplan los temores del PA sobre el retraso, de forma que en unos meses terminarán las obras del tramo urbano, "pero este quedará abandonado durante más de dos años hasta que vea circular un tren".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies