Los Andalucistas califican de ¨bastardos¨ los graves ataques contra un representante sindical municipal

El Partido Andalucista de Alcalá de Guadaíra rechaza los ataques que en los últimos meses se están produciendo (en su mayoría ocultos bajo el anonimato) contra los representantes sindicales municipales. Estos ataques superan con creces lo que la educación, la ética, las reglas del juego político y la legislación podrían imponer.

Estos ataques se están personalizando en especial contra un representante sindical del Ayuntamiento, que está sufriendo acusaciones falaces e infundadas y que han sobrepasado lo que se pueda entender como libertad de expresión.

Todo empezó a través de un medio local de comunicación, donde se vertieron acusaciones e insultos directos a este representante sindical. Dichas acciones ya han sido objeto de denuncia ante los tribunales. A esta etapa le sucedieron los ataques escondidos bajo el anonimato, los cuales no se han limitado a su perfil sindical sino que han ido contra su persona, su integridad y su honor y contra su familia.

Los últimos ataques contra esta persona, están circulando por Internet en los que de manera directa y sin ningún tipo de escrúpulos, se acusa de un delito penal contra la infancia a este representante sindical, pidiendo además su máxima difusión, con la consiguiente alarma social.

Para el Portavoz Andalucista, Francisco Rubio, esta actitud, además de repulsa e indignación lo que provoca a los andalucistas es "un profundo temor y pena de hasta donde pueden llegar algunos en Alcalá con tal de salirse con la suya".

Esta actitud refleja que, aunque sea en una mínima porción, "en esta sociedad, algunos no dudan en violentar el Estado de Derecho con tal de atacar y desestabilizar a unas personas que lo único que hacen es defender sus derechos como trabajadores.

¿A quién benefician estos ataques?, ¿qué intereses pueden haber detrás de esta actitud bastarda?", se desconoce, aunque no son pocas las personas que miran a un solo punto".

Para el Portavoz Andalucista, sorprende además que ni desde el Equipo de Gobierno, ni desde la Alcaldía, "haya habido ni el más mínimo comentario, ni en pro ni en contra, de lo que le está sucediendo, no lo olvidemos, a un empleado municipal".

Francisco Rubio se pregunta qué pasaría si estos ataques, los recibiera por ejemplo el sobrino de Chaves, empleado en el Ayuntamiento, o algún coordinador municipal.

Por su parte la Candidata Andalucista a la Alcaldía de Alcalá, Lola Aquino, hace un llamamiento a la sociedad alcalareña pidiéndole que se hagan cumplir las normas de convivencia y que como ella, "habrán sentido el mismo malestar e indignación por estas maneras bastardas de atacar a los representantes de los trabajadores, haciendo política, sindical, pero política de todas maneras".

Lola Aquino pide a los alcalareños que "colaboren con la Policía Nacional en la investigación que se ha abierto, para dar con los culpables de estas acusaciones y echarlos de nuestra ciudad". Además Aquino ha pedido que "no colaboremos en absoluto con la divulgación de anónimos bastardos y no seamos cómplices inocentes de una situación indigna".

Por último, Lola Aquino ha finalizado pidiendo a toda la sociedad alcalareña y a aquellos interesados en distribuir esos ataques "que no degraden más a los trabajadores, y que no usen el juego sucio ni los comportamientos indignos contra las personas, ya que éstos representantes se limitan a hacer la labor que tienen encomendada y que no es otra que defender a los trabajadores y las trabajadoras".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies