Alberto J. Miranda se manifiesta en Sevilla contra los ataques del régimen marroquí al pueblo saharaui

El candidato a la alcaldía de Alcalá de Guadaíra por Izquierda Unida, Alberto Miranda, se unió al rechazo ciudadano mostrado ayer en la capital hispalense ante los ataques perpetrados por el ejército marroquí contra el pueblo saharaui.
Se unió a las más de mil personas que se concentraron ayer por la tarde en la Plaza Nueva para mostrar su más enérgica repulsa a la masacre llevada a cabo por el régimen alauita a primeras horas de la mañana, cuando sus fuerzas policiales procedieron al asalto del "Campamento de la Justicia y la Dignidad Gdeim Izk", asentado en las afueras de de El Aaiún.

Tanto el PCA de Sevilla, a través de su secretario provincial, Juan de Dios Villanueva, y de su responsable de Solidaridad Internacional, Sausan Al Khouli, como el Grupo Municipal de Izquierda Unida, con su portavoz Antonio Rodrigo Torrijos a la cabeza, apoyaron y secundaron esta protesta, convocada por el Frente Polisario y la Asociación de Amistad con el Sáhara para denunciar y reclamar el fin de estas terribles acciones de represión indiscriminada.

"Esta barbarie exige una superación de la inhibición mantenida hasta ahora por el Gobierno español que, de manera incomprensible, no deja de mirar hacia otro lado", declaraba Torrijos ante los medios de comunicación que cubrían la movilización. Y, seguidamente, anunciaba también la intención de IU de elevar una moción al próximo Pleno de la capital hispalense para condenar estos hechos y demandar al Ejecutivo del PSOE una actitud más firme frente a los abusos y las ilegalidades que la dictadura de Mohamed VI comete contra los derechos fundamentales del pueblo saharaui.

Conforme pasaban los minutos, muchos ciudadanos iban sumándose a esta concentración, donde las consignas más repetidas eran las de "¡Marruecos culpable, España responsable!" y "¡Sáhara libertad, Polisario vencerá!". Fue entonces cuando, alentados por el aumento creciente del número de participantes, un grupo considerable de jóvenes saharauis se dispuso a emprender una manifestación por las calles del centro.

No es la primera vez que ocurre algo así en Sevilla, pero, a diferencia de otras ocasiones, los efectivos de la Policía Nacional allí presentes se apresuraron ayer a abortar esta opción con la excusa de que los organizadores no habían solicitado permiso para ello. Lo que ya no pudieron impedir los agentes es que la muchedumbre, cada vez más indignada, recorriera, con sus pancartas y banderas en mano, el perímetro de la Plaza Nueva hasta llegar de nuevo a las puertas del Ayuntamiento.

La protesta concluyó con la lectura de un manifiesto donde, además de denunciarse la gravedad de los hechos producidos en los territorios ocupados del Sahara Occidental, se requirió a España y a la ONU "una intervención urgente" para evitar la masacre de la población saharaui, para que se cumpla la legalidad internacional y para que este pueblo hermano pueda decidir su futuro al fin en paz y en libertad.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies