El Partido Popular ha votado en contra de la mayor subida en la historia de Alcalá sobre el impuesto a las viviendas, el IBI

El Partido Popular, en el pasado Pleno Municipal, en el que se "imponían" las ordenanzas fiscales para el año 2012, ha votado en contra de lo que representará la mayor subida en la historia de Alcalá de Guadaíra, del impuesto que grava sobre las viviendas, el IBI.

Mª Carmen R. Hornillo advierte que "el ofrecimiento por parte de la Delegada de Hacienda de trabajar juntos es una vulgar pantomima". El calendario propuesto para el grupo de trabajo, formado "supuestamente" por todos los grupos municipales, que debatiría sobre las ordenanzas fiscales, ha sido roto unilateralmente por la Delegada responsable, que ante la esperada negativa, por parte del grupo popular, a ser partícipes y cómplices del incremento de impuestos que agudizará la precariedad en muchas familias alcalareñas, ha decidido no dar opción de consenso.

La portavoz popular ha acusado al equipo de gobierno de costear una mala gestión a costa del contribuyente, ya que en su afán recaudatorio, gravando el impuesto de la contribución, que es el que más repercute en toda la población, conseguirá revertir a las arcas municipales, más de cuatro millones de euros. "Los alcalareños tendremos que seguir pagando las ocurrencias de Gutiérrez Limones", ha declarado la edil popular.

Ocurrencias como la del carril bici que, a buen seguro "formará parte del repertorio de las chirigotas del carnaval", ya que en menos de 24 horas se ha montado y desmontado este "estrafalario" proyecto de la zona de Nueva Alcalá.

"Atrévase a decirle a un ciudadano en paro, que bajarle 12 € en el año 2012 es bajarle los impuestos", increpó Mª Carmen R. Hornillo a Gutiérrez Limones en el Pleno Municipal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies