El PP denuncia que los niños del Atlético Oromana conviven con las ratas en el campo de fútbol

Tras numerosas peticiones a la Delegación de Deportes por parte del Partido Popular y del Club Atlético Oromana, con el fin de que se adecentaran las instalaciones municipales del campo de fútbol, la nueva delegada Sra. Miriam Burgos autorizó la ejecución de lo que al final ha resultado ser "una chapuza, sólo para callar bocas", según declaraciones de la portavoz popular.

Mª Carmen R. Hornillo se ha reunido, en una visita a las instalaciones, con el presidente del club, quien le ha transmitido todas y cada una de las exigencias que le plantean a la Delegación de Deportes.

En la revisión y comprobación del estado de la instalaciones de vestuarios, tras la terminación de las obras, los técnicos del Partido Popular han determinado que incumplen toda la normativa vigente en materia de seguridad y salubridad, lo que da la razón en sus reivindicaciones a la junta directiva del club. De hecho, un niño ya ha sufrido una torcedura de un pie por carecer de protección las canaletas de saneamiento.

"Es una vergüenza el lamentable estado de estas instalaciones de responsabilidad municipal, tras unas obras que han costado 100.00€ para supuestamente, y como indica el nombre del proyecto, "restauración de vestuarios", donde cientos de niños tienen que convivir con las ratas" según declaraciones de la edil popular.

"El Partido Popular de Alcalá de Guadaíra se solidariza y comparte las reivindicaciones que desde el club se hacen a la Delegada la Sra. Miriam Burgos, exigiendo así mismo el cumplimiento de sus promesas a los vecinos del barrio Campo de Las Beatas, y sobre todo, el cumplimiento de las normas que velan por la seguridad de los niños" ha concluido Mª Carmen R. Hornillo en rueda de prensa.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies