Las Riberas del Guadaíra pugnan por convertirse en un foco de atractivo turístico y para ello el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra está confeccionando un plan de acción que llene este espacio verde privilegiado a escasos kilómetros de Sevilla capital de servicios de hostelería, actividades de ocio, deporte y educación ambiental que complementen la zona que ya visitan cientos de personas de la corona metropolitana generando además un foco de empleo.

Alcalá de Guadaíra comienza este mes de octubre divulgando su extenso patrimonio a través del programa de visitas guiadas 'Paseando por Alcalá' que se encuentra ya por la novena edición, y que mostrará desde la arquitectura de Talavera, a los restos visibles de la Alcalá sumergida en la prehistoria.

El trabajo con touroperadores para atraer más visitas turísticas a Alcalá de Guadaíra es una de las vías en las que la Delegación Municipal de Turismo está trabajando para que la ciudad sea jornada de destino de los visitantes de Sevilla y la provincia por su amplia oferta de patrimonio histórico y natural.

El delegado provincial de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, Francisco Obregón, acompañado por la delegada municipal de Turismo, Laura Ballesteros, han visitado esta mañana las actuaciones del Plan Turístico Riberas del Guadaíra, un proyecto por el que se ponen en valor y en uso del público gran parte del patrimonio de Alcalá de Guadaíra, como el Castillo mozárabe o la Harinera.
×

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.